lunes, 21 de diciembre de 2009

En Busca de Soluciones


Imagen de Allposters.es:

"vive la vida con que has soñado"

He disfrutado mucho leyendo sobre la adopción, pero ahora siento la necesidad de investigar temas como la "resiliencia" y cualquier enfoque que me proporciona ideas prácticas para fomentar la fortaleza, el optimismo y los recursos naturales en cada una de mis hijas.


Todavía creo que es útil para los padres y las madres conocer todo lo posible sobre "la mochila" que pueden traer nuestros hijos, sin embargo una vez que tengamos una buena formación, creo que es incluso más útil conocer el camino hacía la felicidad.


Así que, me gustaría proporcionar un poco más información sobre un libro muy útil: En Busca de Soluciones, por W. Hudson O'Hanlon y M. Weiner-Davis. Es un libro que por fuera parece bastanta aburrido, pero que por dentro te puede sorprender.

Sí, está escrito para profesionales de la psicología, pero los contenidos son fáciles de seguir y la gran cantidad de anécdotas hace bastante entretenido la lectura.


Parece obvio que todos estamos "En Busca de Soluciones", pero los autores nos enseñan que la realidad no es así. De hecho, la gran mayoría de los psicólogos y otros profesionales de la salud mental están continuamente "En Busca de Problemas". Es decir, están orientados hacía la diagnosis de problemas y su posterior comprensión, analisis y tratamiento.


"En Busca de Soluciones" nos propone otro modelo. En vez de ver nuestros "problemas" - y los de nuestros hijos - como síntomas de un problema mayor con raices que tenemos que descubrir y analizar, mejor enfocarnos 100% hacía las soluciones, ahora mismo, sin complicados análisis y tratamientos. Ellos incluso hacen todo lo posible para desviar la atención de sus clientes lejos de los "problemas" que traen a la consulta para enfocarles hacía todo lo bueno, todos los avances, todas las posibilidades, sus recursos personales y lo que les ha funcionado en el pasado y podría funcionar otra vez en esta nueva situación.


Para ir en busca de soluciones es imprescindible deshacerse de preguntas inútiles que no sirven para solucionar. Estas son preguntas sobre el porque de las cosas, por ejemplo, que no tienen respuesta y que nos llegan a un punto de vista cada vez más triste y desolado:

(los ejemplos son míos)


¿Porque tuvo mi hijo que sufrir esa falta de estímulos en el orfantato que le ha dejado...?

¿Como puede ser que los compañeros en el cole hicieron tal cosa...?

¿Porque demuestro tan poca paciencia en tal circunstancia...?


Son preguntas que podríamos pasar la vida entera analizando sin llegar a ninguna solucion satisfactoria.


Algún día nuestros hijos podrían centrarse también en preguntas totalmente inútiles:


¿Porque me "abandonaron"?

¿Porque me falta tanta información sobre mi pasado?

¿Porque soy diferente cuando sólo quiero ser como los demás?

¿Porque tiene que haber personas racistas en el mundo?


Los autores en "En Busca de Soluciones" hacen todo lo posible para que sus clientes cambien estas preguntas por otras orientadas hacia soluciones. Así que nuestros padres podrían preguntar:


¿Que puedo hacer hoy para paliar los efectos de esa falta de estímulos tempranas?

¿Que necesita saber mi hijo para salir fortelecido de los incidentes en el colegio?

¿Cual será el primer paso para sentirme más paciente la próxima vez que mi hijo...?


Y - ahora me cuesta más pensar en preguntas más positivas - pero igual nuestros hijos podrían aprender a preguntar:


¿Que es lo que me más hace sentir querido por los demás?

¿Que es lo que sí sé sobre mi pasado y como puedo explorar mis orígenes?

¿Que es lo que tengo en común con los demás? o

¿Cuales son las ventajas de ser distinto?

¿Como me hacen más fuerte mis experiencias - por muy injustas que pueden ser?


En Busca de Soluciones contiene más ideas. Como digo, está dirigido a profesionales, pero pienso que puede resultar muy útil para padres adoptivos que se siente preocupados por los múltiples oosibles problemas relacionados con la adopción que nos presentan en los libros, los medios de comunicación y en Internet. Proporciona un montón de ideas útiles para mantener un enfoque positivo y un punto de vista mucho más equilibrado de lo que nos ofrecen los recursos más populares en este momento.



Agradecimientos: Me gustaría dar las gracias a Alberto Moreno Gámez de los Servicios de Postadopción de Andalucia por recomendarme este libro tan interesante y útil.

miércoles, 16 de diciembre de 2009

"Adoption Issues"



Imágen de Allposters.es:

EL PODER DE LA PERSPECTIVO - "De repente me dí cuenta de que ese guisante tan pequeñito, bonito y azul, era la Tierra. Levanté el dedo gordo y cerré un ojo, y el dedo gordo borró el planeta Tierra. No me sentí como un gigante. Me sentí muy, muy pequeño." - Neil Armstrong



En EE.UU. nos gusta mucho hablar de nuestros "issues" - es decir, "asuntos" o, mejor traducido "bagaje psicológico". Aún después de haber pasado la mayor parte de mi vida viviendo allí, todavía al volver, me sorprende la frecuencia con que hablamos (con todo el mundo) de estos "asuntos" - tanto los nuestros como de los demás.

Hace poco estaba hablando por teléfono con una amiga de EE.UU. que hizo referencia a un tercero que tenía problemas graves en su vida debido a sus "adoption issues". Es una frase que puedes encontrar con facilidad si estás buceando por el mundo de la adopción en Internet.

¿Que son, exactamente, los "adoption issues" que podrían afectar a nuestros hijos?

Lo más probable es que poquísimas personas saben, porque es simplemente una forma de echar la culpa para cualquier cosa a la adopción. Así que si una persona es alcohólico, será debido al bagaje relacionado con su adopción. Si una adolescente adoptada se escapa de casa o tiene problemas en el colegio, otra vez, podemos estar seguros de que tiene que ver son sus "adoption issues". Si en un matrimonio, uno es adoptado, cualquier conflicto tendrá sus raíces en esa adopción y todos los "issues" que el adoptado "no ha resuelto".

Desgraciadamente, los seres humanos necesitamos simplificar cualquier cosa para poder comprenderlo mejor, pero demasiadas veces esto nos lleva a excluir miles de factores importantes para comprender cualquier situación.

Estoy muy de acuerdo que la adopción de una persona puede tener mucho que ver con todos los aspectos de su vida durante toda su vida. Sin embargo, tenemos que recordar que esa persona adoptada es, ante todo, una persona como todos los demás. Tendrá sus días buenos y otros no tan buenos. A veces estará de mal humor y - como todo el mundo - incluso puede sentirse deprimido ante situaciones difíciles. Tiene sus debilidades y sus fortalezas.

Los padres adoptivos tenemos la difícil tarea de estar informados sobre todo lo que tiene que ver con la adopción sin caer en la trampa de ver la adopción como factor único - o incluso central - en la vida de nuestros hijos. Y, de allí, tenemos un desafío que es formar a nuestros hijos en las temas de la adopción que les afecten personalmente sin que caigan en la trampa de echar la culpa de todo a su adopción.

He leído ya casi 30 libros sobre la adopción y quizás cientos de artículos de prensa y de Internet y me preocupa mucho la cantidad de "victimismo" que encuentro. Por un lado sigo creyendo que es imprescindible que haya información de calidad para los padres, pero por otro, el agujero negro me parece cada vez más amenazante. Yo mismo me he caído en ello de vez en cuando...

Hace poco llegué a estar tan preocupadísima por los posibles problemas que mi hija podría pasar en la adolescencia que empecé a ver pequeñas raíces por todas partes... ¿Que podría hacer yo, ahora mismo, para evitar cualquier sufrimiento innecesario en el futuro? ¿Estaba haciendo lo suficiente? ¿Estaba comunicando con ella de la forma más debida? ¿Tenía suficiente información sobre su adopción? O, ¿Demasiado? ¿Que podría hacer yo, ahora mismo, para fomentar el desarrollo de una identidad sólida y sana - sin que tendría que pasar por la confusión y la frustración en la adolescencia?

Como he sufrido la perdida de una hermana recientemente - debido a problemas que comenzaron en su adolescencia - igual todo me parece más urgente que lo normal. Ver sufrir a mi madre ha sido incluso peor que la pérdida de mi hermana, y... también soy madre y la situación me ha activado todas las defensas maternas que tengo.

Pero ¡Ojo! En ese laberinto, se puede perder con facilidad. No tiene fin y es muy confuso, porque los problemas todavía no existen. Los "adoption issues" son como fantasmas que puedes estudiar, pero no puedes tocar e incluso no sabes a ciencia segura si existen y, si existen, cual es su verdadera forma.

Me encanta las palabras de los autores de "En Busca de Soluciones":

"Los problemas no son algo que la gente tiene o no tiene. Cómo se juzguen los acontecimientos de la propia vida determina si se tiene un 'grave problema', un 'reto interesante', un 'pequeño bache en el duro camino de la vida' o 'ningún problema'."

Después de leer tantos libros sobre la adopción, "En Busca de Soluciones" me ha enseñado la importancia del marco que damos a los problemas... perdón SITUACIONES y EXPERIENCIAS (por ejemplo, para sustituir la palabra "problema") y de las múltiples formas de interpretar cada situación. Nos adviertan que si nos enfoquemos hacía los problemas los encontraremos por todas partes, pero si nos orientamos 100% hacía la búsqueda de soluciones, el paisaje de nuestras vidas irá cambiando delante de nuestros ojos.

Esto es lo que quiere transmitir a mis hijas.

La verdad es que estoy harta de "adoption issues" - de esa frasecita genérica que no explica nada pero lleva la culpa de todo. Ya he contado (en la sección de Historias) varios casos de personas adoptadas que conozco en EE.UU. y demasiadas veces los "problemas" que han sufrido a raíz de sus adopciones... Pero ahora estoy comenzando a comprender que un enfoque problemático (por parte de padres, pero más que nada de la sociedad) desde siempre puede ser lo que les afectaron más que el hecho de ser adoptados.

Después de leer "En Busca de Soluciones" en vez de preguntarme como puedo evitar cualquier sufrimiento por parte de mi niña, me estoy preguntando ¿Como puedo enseñarla a ver "retos interesantes" en vez de "problemas graves"?

También estoy viendo que hay que dar un contexto muy claro al bagaje relacionado con la adopción. Porque este bagaje existe - a veces viene de fuera de la incomprensión y falta de respeto de la sociedad y otras desde dentro de las inquietudes creadas por una falta de información vital. Sin embargo, no puede dominar la vida misma de la persona. Hay que tomarlo en cuenta como un factor más - y ya está.

De otro modo - el de no ver la adopción como un factor entre miles - estamos limitando a la persona que llegó a su familia a través de la adopción. En vez de verle como una persona tan compleja como los demás, le vemos como una colección de "adoption issues". También, al criar a nuestros hijos con un énfasis demasiado pronunciado sobre los hechos de su adopción, les estamos limitando sus posibilidades de comprenderse a si mismos como personas con diversas motivaciones y características como todo el mundo.

viernes, 27 de noviembre de 2009

Comunicación en Torno a la Adopción


Communicate - "Televisión, Radio, Blogs, Teléfonos, SMS, Todo el mundo cree que tiene algo que decir, pero ¿Está alguíen diciendo algo? ¿Y quién está escuchando? Me gusta tener a unas pocas personas en mi vida que hablan de cosas que importan y que escuchan lo que estoy diciendo."


Hace poco tuve la oportunidad de asistir a un interesantísimo encuentro de padres adoptivos organizado por el Servicio de Post-Adopción de Andalucia (Junta de Andalucia). Al final del encuentro, recibimos una hoja de consejos para comunicar sobre la adopción con nuestros hijos. Está hecho por el psicólogo Alberto Moreno Gámez y me parece muy útil. Con su permiso, lo reproduzco aquí:



Comunicación en Torno a la Adopción

Como Hablar con tus Hijos

por Alberto Moreno Gámez

Psicoterapeuta, Servicio de Post-Adopción, Andalucia


-Muestra siempre respeto hacía su pasado y su historia personal, aunque ni siquiera tenga recuerdos de ella.


-No hagas juicios de valor sobre su pasado, su familia biológica o sus orígenes. Tu hijo es el único que tendrá que valorar lo que considera positivo o negativo. No verá con agrado que otros enjuicien su historia aunque tengan razón en su valoración.


-Es preferible no mentir al hablar sobre su pasado. Es mejor aplazar el momento de dar cierta información si se cree oportuno. Le pedirás que confíe en ti hasta que veas que ha llegado el momento adecuado según su grado de madurez. Esto lo entienden con más facilidad que mentir u ocultar información ya que se sentirán engañados en el futuro.


-Observa a tu hijo, su nivel de comprensión, dudas, preguntas, inquietudes, etc. Esta es la clave para ajustarte a su ritmo y comprender qué necesita en cada momento.


-La revelación consiste principalmente en conversar con tu hijo sobre sus sentimientos, preguntas, fantasías, recuerdos, etc. Dar información es importante (cuando se tiene) pero aún más que él mismo elabore su propia historia. Y conversar no consiste sólo en dar información sino en ayudarlo a que él responda a sus propias preguntas sobre su pasado o su familia biológica, a veces puede sentirse tristeza, amor, odio, culpabilidad, rencor, idealización, rechazo, deseos, fantasías, etc. Tu hijo ha de entender que es normal sentirse así a veces. Recuerda que él no sabe si es bueno o malo sentir todo esto y puede sentirse culpable por ello.


-Que tu hijo no verbalice preguntas o ideas sobre su condición de adoptado o su familia biológica no siempre significa que no las tenga. Por eso es interesante incitar la conversación y ayudarlo a compartir todo esto con vosotros. Suele ser útil hacerlo de forma indirecta a través de cuentos o películas sobre adopción.


-Es necesario que él perciba tu disponibilidad en todo momento para hablar del tema, que él no se sienta forzado pero sepa que puede contar contigo cuando lo necesite.


-Hablar sobre la adopción con tu hijo a veces es difícil y delicado, sin embargo cuanto más normal sea ese tema de conversación en casa mejor. Convertirlo en tema tabú no será beneficioso para nadie.


-El conflicto de lealtades que a veces sienten los adoptados, les puede llevar a sobreproteger a sus padres adoptivos porque no quieren hacerles daño ni que se sientan amenazados por su otra familia. Este es uno de los motivos por el que prefieren no compartir sus pensamientos y sentimientos con sus padres adoptivos.


-Esta comunicación abierta con tu hijo tiene efectos muy positivos sobre la relación con él, la confianza que se establece, la propia maduración de su experiencia y especialmente el mensaje de aceptación que se le transmite.
Para contactar con el Servicio de Postadopción de Andalucia:
tel. 952 21 78 22 (Málaga)
tel. 954 22 29 17 (Sevilla)


martes, 10 de noviembre de 2009

Adopción Transracial + Identidad Sana



Imagen de Allposters.es: Mujer haciendo una foto dentro del Muse de Arte de Seoul, Corea del Sur.


Uno de los motivos de este blog es compartir en español información sobre la adopción que sólo sale en inglés.

Acabo de leer en el New York Times, Adoptado de Corea y en Busca de Identidad, un reportaje interesantísimo sobre adultos que fueron adoptados de Corea del Sur por familias de EE.UU. cuando eran niños y el último estudio del Evan B. Donaldson Adoption Institute - una reconocida institución de EE.UU. dedicado al estudio de la adopción y a difundir los resultados con el gobierno, los expertos y las familias creadas por adopción.

El estudio se llama "BEYOND CULTURE CAMP: PROMOTING HEALTHY IDENTITY FORMATION IN ADOPTION" (Más allá de los campamentos de cultura: promoviendo la formación de una identidad sana en la adopción). Los participantes en el estudio fueron 179 adultos de Corea del Sur adoptados por familias de raza blanca y 156 adultos de raza blanca adoptados por familias de su misma raza.
Según los resultados:
-La adopción es para una persona adoptada un aspecto de la identidad que es cada vez más importante a la medida que vayan haciéndose mayores y sigue así aún cuando sean adultos.

-Raza/etnicidad para una persona adoptada por una familia de otro color y cultura es un aspecto de la identidad que aumenta en importancia.
-Aprendiendo como tratar la discriminación es un aspecto importante para asimilar/aceptar la identidad racial/étnica para una persona adoptada de color.

-La discriminación por ser adoptado es una realidad, pero mucho más para un adoptado de raza blanca - quién también informa estar algo menos cómodo con su identidad de adoptado que sus homólogos Coreanos.
-La mayoría de los adoptados tranraciales se consideraron blancos o querían ser blancos cuando eran niños.
-El desarrollo de una identidad racial/étnico positivo es facilitado de forma más eficaz por experiencias "vividas" como viajar al país natal, ir a una escuela con diversidad racial o tener modelos de la misma raza/etnicidad.
-El contacto con los familiares biológicos, según los participantes de raza blanca, es el factor que más ayuda para conseguir una identidad adoptiva positiva.
-Los factores que predicen el nivel de confort que un adoptado tiene con su identitad adoptiva y racial/étnico son distintos para Córeanos y personas de raza blanca.


A partir de los resultados del estudio, los investagadores recomiendan:
-Aumentar la preparación de los padres y el apoyo post-adoptivo para los que han adoptado un hijo de otra raza o cultura.
-Desarrollar prácticas y recursos basados en conocimientos probados para preparar jóvenes adoptados de otras razas y culturas para tratar con la discriminación racial.
-Promover leyes, políticas y practicas que facilitan el acceso a la inforomación para individuos adoptados.
-Educar a los padres, los profesores, los profesionales, los medios de comunicación y otros sobre las realidades de la adopción para borrar estigmas y estereotipos, minimizar la discriminación relacionado con la adopción y dar a los niños más oportunidades para un desarrollo positivo.


-Aumentar la investigación sobre los factores de riesgo y de protección que gobiernan la adaptación de los adoptados, sobre todo los que han sido adoptado de forma trans-racial o trans-cultural dentro los EE.UU. o desde el extranjero.


miércoles, 4 de noviembre de 2009

Somos Familias Minoritarias


Imágen de Allposters.es: "La Diversidad es la única cosa auténtica que tenemos en común. Celébralo cada día!"

¿Te has dado cuenta de que formas parte de una “familia minoritaria?

Así nos describe Lois Ruskai Melina, autora de “Haciendo Sentido de la Adopción – Una guía para los padres”. Por haber constituido a nuestras familias de una forma distinta de la mayoría, nos convertimos en familias minoritarias. Es un tema que tenemos que tratar en casa con los hijos para que comprendan que hay muchas formas de construir una familia.

Pero, encima de pertenecer a un especie de minoría, yo diría que dependiendo de dónde proceden nuestros hijos también pertenecemos a “sub-minorías” o "sub-culturas": familias adoptivas españolas/chinas, familias adoptivas españolas/indias, etcétera – cada uno con su cultura y lengua de origen que, de algún modo, queremos honrar en nuestras familias.

Lo que tenemos - como parte de minorías o sub-culturas - dentro de un gran mar de homogéneidad, son muchísimas ventajas a la hora de ampliar los horizontes de todos los miembros de la familia y también de nuestras comunidades. Sin embargo, muchas veces y sobre todo si vivimos lejos de una gran ciudad, puede ser difícil encontrar experiencias multiculturales auténticas para enriquecer la cultura familiar.

Hace poco recibí la noticia de que Carmen, una madre que participa en este blog, había logrado establecer una asociación para fomentar el conocimiento de la cultura de sus hijas aquí en España. Para mí es un ejemplo estupendo de cómo podemos ser proactivos a la hora de proporcionar oportunidades para nuestros hijos y las demás personas que tienen interés en su cultura - oportunidades para encontrarnos y descubrir juntos lo más bonito de cada lugar.

Desde Adopción por Dentro, conversamos con Carmen para saber más sobre
Surya Asociación de Amigos y Familias Adoptantes de India. También hablamos de la experiencia de ser una familia minoritaria que pertenece a una subcultura dentro de un país que todavía es bastante homogénea en cuanto a raza y cultura.

Adopción por Dentro: ¿Están muy organizadas las familias españolas que han adoptado en la India?

Carmen: Lo cierto es que no. Si se tiende, a través de foros, o cadenas de padres el ponerte en contacto con familias afines al orfanato de nuestras hijas o con aquellas que han viajado antes que tú y que han sacado fotos o un pequeño video. Por ello se hacen grupitos pequeños, siempre que se puede. O bien como en Aragón, se hacen comidas anuales, donde las familias pasan un día de convivencia, con los niños. Actualmente solo estamos dos asociaciones autonómicas en España, de familias adoptantes de India: Barcelona y Zaragoza.



ADP: ¿Como ha nacido la asociación Surya?

Carmen: Llevaba más de dos años atendiendo e-mails privados de familias bien, a través del mi blog o por ONGs que españolas que trabajan en India y querían información sobre la tramitación, de adopción de un menor en India. Por lo que puedo decir que el inicio de Surya fue un blog informativo hecho con la intención de recopilar la máxima información de India y un apartado personal donde relato nuestro camino en la adopción de nuestras hijas.



Hace tres años tuvimos la idea de celebrar un Diwali, la mayor fiesta en India, de forma tematizada con saris, punjabis, música hindú, velitas y comida india.
Ante el éxito de la comida del año 2008, se planteó el crear la asociación
Nos juntamos cuatro familias y pensamos que la asociación tenía que tener un nombre con carácter propio y no un nombre surgido de una combinación de letras al azar. Se barajaron varios nombres, pero ninguno de ellos nos parecían lo suficientemente grandes para una asociación como la nuestra. Y surgió Surya, Sol en hindi. Nuestra mayor ambición es poder abarcar todo el territorio nacional. Una meta muy alta, pero de momento nos limitaremos a tímidas reuniones "en familia".


Queríamos crear un rinconcito de India para y por nuestros hijos aquí en España y empezar con reuniones para irnos conociendo, concertando cursos con empresas que también tengan su corazoncito en India y organizando actividades sobre cultura India. Porque deseamos conocer el país de origen de nuestros hijos, porque deseamos que nuestros hijos tengan facilidad para encontrar su cultura si ellos necesitan saber y por que un intercambio de culturas es enriquecedor no solo para los de dentro de la asociación, sino también para los espectadores de fuera.

ADP: ¿Cuales son los objetivos de Surya?
Carmen:

-Facilitar los contactos, organizar encuentros y compartir experiencias en torno a las familias adoptantes y sus hijos e hijas procedentes de India y la de acercar la adopción a la sociedad como un modelo familiar más.Desde luego y primordial velar por los derechos de los menores adoptados y de las familias adoptantes.

- Cooperar en la mejora del proceso de adopción.

- Acercar India a todos aquellos que se sientan vinculados, personal o emocionalmente a este país, e incluso está abierta a todas aquellas que, aun no teniendo la intención de adoptar, se sienten solidarias hacia los seres humanos menos favorecidos - sobretodo los niños - en el desigual reparto de la riqueza mundial.

- Dar conocimiento de India desde una perspectiva cultural, social, económica a todos los asociados y en general a la sociedad mediante charlas, debates, colaboraciones y comunicación de experiencias personales mediante las actividades programadas.


ADP: Sé que tu familia ha participado en celebraciones Indias en España
¿Como ha sido la experiencia? ¿Cual ha sido la reacción de tus hijos?

Carmen: Nuestra experiencia ha sido positiva, hemos compartido y contrastado nuestra nueva experiencia con padres en nuestra misma situación.
Pero siempre hemos estado pendientes del primer encuentro de nuestros hijos. Para ellos, el primer año, el encuentro les choca mucho. Se encuentran con unos 20 niños, más, igual que ellos. Podemos decir que el primer año de estos encuentros son una prueba de confianza entre ambas partes.

ADP: Veo que la asociación ofrece cursos de Hindi. ¿Crees que los padres tenemos la responsabilidad de asegurar que nuestros hijos aprendan el idioma de sus orígenes?

Carmen: Cuando llegan a su destino, dejan todo de forma rápida e inmediata. El que mantengan el idioma materno, es darle cierta estabilidad en el caos de vida al que han llegado. El que tenga un cierto equilibrio en aquello que es suyo, no pienso que sea malo para nadie. Desafortunadamente en nuestra comunidad es muy difícil encontrar a alguien que reúna las condiciones. Esta siendo ya un trabajo de investigación.


ADP: ¿Cuales son los aspectos de la cultura de tus hijos que más quieres transmitirles?

Carmen: Es muy difícil transmitir una cultura de otro país en el tuyo y más siendo occidental. Ellas inmediatamente pasan a pertenecer a la cultura donde están viviendo actualmente. Esto es así. Me gustaría conseguir que comprendiesen la situación que les tocó vivir en su infancia, resultado de unas circunstancias obligadas por unas pautas marcadas por una cultura oriental. Esto es aún muy complejo para que lo entiendan, por eso hemos empezado por un acercamiento a la lengua, la música, empezando con cosas pequeñas donde tengan una base para empezar, si así lo desean. Yo siempre digo tengo dos niñas españolas, nacidas en India.


ADP: ¿Ves algunos obstáculos para que tus hijos crezcan con un imagen positiva de su raza y su etnia?

Carmen: Si, el tema de racismo está presente en nuestra sociedad y todos los días se tienen que enfrentar a el. La sociedad española, en general, no está preparada para este tipo de cambios de familia interracial. Hacen comentarios fuera de lugar, o nos ven como una familia ONG. Tenemos que reforzar todos los días este aspecto, por lo menos para que en el entorno familiar se sientan seguras y para que su autoestima no decaiga.


Para más información sobre la adopción en India, visita IndiaNuestrosHijos.

domingo, 25 de octubre de 2009

Inquietud de mi origen



Imágen de Allposters.es:
Decisiones - Las buenas decisiones son resultado de la experiencia...
...y la experiencia es resultado de las malas decisiones.




¿Hablar o no hablar de la adopción? ¿Contarles todo lo que sabemos o contarles un cuento de hadas? Las respuestas a estas preguntas han ido cambiando a lo largo de los años.

Mi abuela me ha contado como su hermana, que era pedagoga, insistía en que mi tía (Historia de Amor II) siempre conociera la verdad sobre sus orígenes, pero que esto, en los años 40 era todavía una opinión que no todo el mundo compartía. Así que, mientras que miles de niños adoptados en Estados Unidos probablemente crecieron en esa época sabiendo poco o nada sobre su pasado, mi tía sí tenía información... Hoy en día, con los conocimientos que tenemos, he aprendido que esa información no fue exactamente la adecuada (porque dio mal imagen de sus progenitores), pero por lo menos lo tenía.

Todavía hoy en día hay familias en todo el mundo que no ven adecuado revelar información y datos a sus hijos y creo que tenemos que ser comprensivos porque los motivos suelen ser más que buenos. Es el caso de Mónica que nos ha querido compartir su historia personal desde México:


Inquietud de mi origen

Siempre tuve la sensación de que algo no estaba bien, aunque todo estaba muy bien!! Recuerdo claramente que a mis 15 años pensé; “yo no soy hija de mis Papás y no les voy a preguntar nada, sería lo peor que yo podría hacer, entonces… ¿de quien soy hija? A mi Papá no me parezco y a nadie de su familia, ni poquito. A mi Mamá no me parezco aunque a su hermana sí, pero la hermana de mi Mamá es una señora casada, con una familia bien, tiene hijos, no tendría porque haberme dejado, si tiene 4 o 5 hijos, porque me hubiera dejado a mí, si no soy su hija, entonces, soy hija de su hija, ¡de mi prima!” Pensé eso porque me parecía mucho a ella y es la única persona con la que físicamente encajaba, Como que tenia que parecerme a alguien para sentirme bien!

De ahí no paso; eso también es muy fuerte, jamás fui capaz de preguntarles a mis padres, Yo creo que no soy su hija, ¿De quien soy hija? ayúdenme a buscar a mi papá o mi mamá. Aunque era una adolescente decidí no preguntarles jamás y nunca lo hice, los hubiera lastimado, esa no era una opción, pasaron los años, y sigo pensando que ellos se fueron muy pronto en la vida.

Mi Papá murió; al año y medio, mi mamá, eso siempre va a ser triste. Cuando mi mamá estaba en su lecho de muerte, unas amigas de su juventud llegaron diciendo que mi mamá tenia algo muy importante que decirme para poder seguir en la vida…… mi mamá ya no podía ni abrir los ojos pero ellas dijeron: “Blanca, que le tienes que decir a Mónica” ella se inquieto, no podía, le costaba mucho trabajo. Yo pensé que no había nada malo en nuestra familia, nada que esconder; lo único era ese pensamiento que yo tenía desde hace tiempo, tome de la mano a mi mama y le dije: Gorda yo te lo voy a decir, “¿Tu no eres mi mamá verdad?” Mi mama abrió los ojos y me dijo “tu no tienes mas madre que yo” Yo respondí, “claro gorda, eso yo lo se”.

Las amigas se sorprendieron y me preguntaron si yo ya lo sabía a lo que pregunté, “bueno, ¿entonces quien es mi mamá? Las señoras dijeron que fue una sobrina de mi Mamá y un muchacho que se veía mucho en el espejo, enseguida me entregaron una tarjeta con los datos de mi padre biológico.

Esos días fueron muy difíciles, si tuve la curiosidad de conocerlos, sobre todo al padre biológico porque a la madre biológica ya la conocía, era mi prima, y a pesar de tener la intención de conocerlos, no es algo que haría inmediatamente.

Un día estaba yo pensando en todo lo que había pasado y decidí llamar a mi prima para decirle que sabía que ella era mi madre biológica, porque finalmente, era un hecho, una realidad, ¡lo sabía! Tomé el teléfono, marque y ella contestó muy alegre y entusiasta como siempre era conmigo; después de saludarla le dije: “Te llamo porque ya se que eres mi madre biológica” ella empezó a gritar, no, no, no y a llorar, descontrolada, su esposo tomo el teléfono y me pidió que por favor no la molestara, yo no podía dar crédito a lo que escuchaba aunque así pasó.

No se como sucedió, de verdad no lo recuerdo, nos encontramos y empezamos a platicar ella y yo, tuvimos dos platicas que siguieron a esa llamada.

La primera me pidió perdón llorando desquiciadamente a lo que yo le respondí que no había nada que perdonar y le agradecí que no me hubiera abortado, también agradecí a Dios y a la vida por haberme puesto en manos de los hermosos Padres que me toco tener, le sugerí que no se angustiara y que olvidara todo eso, ella insistía, en ser mi madre hasta que le respondí, “no, no, no, yo Mamá tuve y muy linda Mamá.” Esto fue desagradable ya que yo definí un límite.

De la segunda plática solo lo recuerdo verla a ella con ojos expresivos diciéndome que ese muchacho había sido su novio e iba a su casa, aunque era muy agresivo con ella y la violó. Así que yo había sido el resultado de una violación, que desagradable. Ella además recalcó el hecho de que fui niña y no sabría que hacer con una niña. Dijo “Era muy difícil para mi, me podrías quitar a mi novio! Yo no podía tener una niña!” En esa ocasión ella me lastimó aunque al escuchar y verla pensé que esa mujer estaba loca, no tenía corazón, sus palabras eran hirientes y desagradables. Me dieron ganas de llorar, sin embargo, había algo que impedía que ella me lastimara y me dí cuenta que la mujer estaba mal y siempre ha estado mal, GRACIAS Dios, que no estuvo junto a mi mientras crecí.

Al mismo tiempo la vida estaba acomodando las cosas de una forma impresionante para que también conociera a mi padre biológico, a él no tuve ni siquiera que ir a buscarlo. A pesar de ser de la Ciudad de México, estaba en Guadalajara, cerca de mí, su hijo resultó ser alumno mío y por fin se presentaron las situaciones para que nos conociéramos. Él al igual que ella, lloró pidiéndome perdón agregando que había sido un tonto inmaduro. Me aclaró que yo había nacido de mucho amor entre ellos dos. Me contó como habían sido novios e inmaduros, que la relación que ellos tenían era muy dañina y de haber seguido juntos hubieran terminado matándose.

Después de esto pensé que él por lo menos había sido considerado conmigo, además tuve la oportunidad de convivir con el por un corto tiempo en el que me pude dar cuenta que el tenía reacciones parecidas a las mías, aunque yo si las podía controlar. Era una persona con actitudes negativas, soberbias, incluso, era hiriente y maltrataba a su familia, completamente diferente a mi Papá que fue un hombre tranquilo, prudente y amoroso.

Por fin tuve la oportunidad de conocer a mis padres biológicos, entendí que físicamente me parecía a ella y que en ciertas reacciones que pasaban por mi mente, y que yo controlaba, me parecía a él.

Hoy en día entiendo que la genética no tiene nada que ver y que cada uno de nosotros es el resultado del ejemplo que vivimos en casa, mis Papás siempre fueron amorosos conmigo y GRACIAS a su ejemplo es que el día de hoy estoy viviendo una vida maravillosa. Si bien es cierto, es importante conocer el origen, lo más importante que queda en la vida es el AMOR de los padres y lo que su ejemplo nos lleva a vivir día a día.

GRACIAS Gorda, GRACIAS Gordo, los amo.


Mónica Castañeda Urrutia
Octubre 2009


Gracias Mónica por compartir tu historia.

Lo que más me destaca de esta historia es como los niños lo saben todo aunque no les decimos nada. Acabo de leer un libro sobre el lenguaje corporal (The Definitive Book of Body Language) que explica como el habla es un don bastante reciente para el ser humano y que el lenguaje corporal fue nuestro modo de comunicar durante miles de años. De hecho ¡hay bastantes gestos que todavía compartimos con los monos! Incluso no podemos evitar la comunicación a través de los gestos y los demás captan el mensaje aunque no sean conscientes de ello.

Una vez más vemos como es mejor no ocultar la verdad a nuestros hijos. Es cierto que tenemos que ir dosificando la información y adecuándolo a su edad, pero sin ocultar ni mentir ni crear cuentos de hadas que no tienen nada que ver con la realidad y que sólo tendremos que acabar desmintiendo y desmitificando en el futuro (lo cual nos restará credibilidad).

También me ha impresionado la lealtad que Mónica expresa hacía sus padres, porque sé que muchas veces los padres por adopción podemos sentirnos amenazados por los deseos de nuestros hijos de buscar información sobre sus orígenes, sobre todo los familiares biológicos. Si hay una buena relación familiar, no hay que tener miedo de perder a los hijos.

Lo que me da pena es que los padres de Mónica perdieron la oportunidad de acompañarla en la vida en su difícil tarea de desenredar su historia y comprender los complejos sentimientos que surgieron al enfrentarse con la realidad. Pero, de todas formas, da la sensación que el intenso amor que compartían con su hija todavía la acompaña, aún después de su muerte.

Una vez más, Gracias a Mónica y espero que los demás disfrutan también de la historia.

lunes, 19 de octubre de 2009

Esos Malos Oportunos

Imágen de Allposters.es:
Valentía - Sólo cuando ya no tenemos miedo comenzamos a vivir.

He robado el título a un reportaje excelente del Diario Sur escrito por José María Romera.

Basado en el concepto de que "no hay mal que por bien no venga", este reportaje me ha hecho pensar en la adopción - un magnífico ejemplo de como del mal - un abandono, la pérdida de un hijo por parte de alguien - puede salir el bien: la formación de una familia nueva y la creación de una nueva fuente de amor y felicidad.

También me ha hecho recordar como la historia nuestra no se acaba allí. Nosotros, los padres por adopción tenemos no sólo todas las tareas que tienen los demás padres y madres, sino la "capa extra" - de la que se trata este blog. Consiste en todo lo añadido que trae nuestros hijos - su pasado, su genética, sus diferencias, su raza, su búsqueda y sus necesidades emocionales. Si nos cuesta a nosotros comprenderlo todo sólo podemos imaginar lo difícil que pueda ser para nuestros hijos!

Y mientras que nosotros, los padres, podemos enfocarnos 100% en el bien que nos ha tocado, lo más probable es que nuestros hijos se enfrentarán - sobre todo durante la adolescencia - con el mal que originó un cambio tan abrupto en su destino. Pero esto no tiene porque ser algo negativo:

"Rara vez las personas que han alcanzado el éxito llegaron a él por un camino de rosas. Por regla general, las mejoras se obtienen a través de una sucesión de conquistas y de fracasos, de alegrías y de penas. Los seres más felices suelen ser aquellos que han transformado su vida a partir de grandes crisis. Porque sin al menos una pizca de dolor, de conflicto, de problema, es improbable que nadie aprenda a valorar aquello que posee o que alcanza y a desarrollar capacidades de resolución. Cualquier proceso de crecimiento -desde el personal hasta el empresarial- pasa por una o varias crisis. Ellas nos obligan a ser imaginativos y audaces, a actuar con realismo, a tomar precauciones, a buscar salidas distintas a las consabidas, a adquirir nuevos útiles intelectuales y psicológicos, en suma: a madurar," Dice Romera en el antes citado reportaje.

Mi experiencia personal me confirma que la felicidad puede alzarse de las cenizas de las crisis más profundas. Entonces ¿Porque no quiero que mi hija sufra?

¿Porque me preocupa tanto que los hechos de su pasado la podrían hacer dañar? ¿Que la palabra "abandono" entrara en su mente como una tormenta capaz de arrasar su autoestima? ¿Que un hueco - ese hueco del que hablan tantos adoptados adultos (y que he conocido en familiares y amigos adoptados) - se apoderara de su corazón para que estuviera siempre detrás de "algo" que lo llenara?


Si he disfrutado yo de tanto bien gracias a los desiertos que he cruzado y los infiernos que he vivido y sé que los mismos hechos de su vida darán las mismas ventajas a mi hija ¿Porque siento que tengo que bloquearle el paso, suavizarle el camino y dirigir sus ojos hacía otros horizontes?


Quizás porque estoy demasiado consciente de lo que significa pasar por dificultades durante el niñez. Es - en mi opinión - sumamente arriesgado porque todavía la persona no ha alcanzado un madurez suficiente para asegurar el éxito. Mientras algunos adolescentes y jóvenes logran conquistar otros acabarán abatidos durante una etapa crítica que pueda afectar el resto de su vida.

Por eso me interesa tanto el tema de la "resiliencia", de fomentar la fortaleza (La Fortaleza es un Virtud) en nuestros hijos desde pequeños.


Ségún dos especialistas en resiliencia, el Dr Robert Brooks y el Dr Sam Goldstein:

"La investigación ha demostrado que la resiliencia es el rasgo más importante que puedes desarrollar en tus hijos. Se trata de ayudarles a enfrentarse a cualquier desafío con seguridad.


"Si alguien te preguntaba que es lo que querías en tu vida para tus hijos, puede que dirías felicidad, éxito escolar, amistad, una familia cariñosa, una profesión gratificante. Aunque no puedes dar todas estas cosas a tus hijos, puedes desarrollar en ellos el rasgo que es la clave para alcanzarlos: la resiliencia.


"Un sin fin de estudios ha demostrado que la resiliencia - el tener la fuerza interior para poder con cualquier desafío - es crucial para los niños que se enfrentan a enormes dificultades. Pero en nuestro mundo de alta velocidad y estrés, todos los niños necesitan la capacidad para vencer obstáculos y superar reveses (decepciones) - o en el colegio o en el campo de fútbol o en el patio del recreo.


"En nuestros 50 años (entre los dos) de práctica como psicólogos clínicos, hemos visto como muchos padres en realidad sabotean la capacidad de sus hijos para ser resilientes en vez de fortalecerla."


La última frase me choca. ¿Sabotear a nuestros hijos? ¿Será posible?


Sin duda, pero no de forma consciente y creo que hay muchos factores que podrían contribuir a ello:


Las Prisas

El ritmo de actividad de la vida moderna hacer que perdemos muchas oportunidades cotidianas para escuchar, sentir, comprender, reflexionar - igual incluso para conocer de verdad a nuestros hijos y así apoyarles en su tarea de crecer fuertes.


El Estrés

Creo que el estrés - esa percepción de presión y agobio que vamos creando dentro - hace más difícil prestar atención a los demás, incluso a nuestros hijos. Hace también que reaccionamos muchas veces sin reflexionar lo suficiente.


La Presión

En la sociedad occidental tenemos un afán para mejorar, triunfar y alcanzar el éxito en vez de simplemente "ser". Si es cierto que para cultivar la resiliencia en nuestros hijos hay que aceptarles tal como son, igual tenemos que cuestionar la sabiduría de este rasgo de nuestra cultura.


Una Vida Instantánea

En un mundo de soluciones instantáneas, cuesta demostrar a nuestros hijos la paciencia y perseverancia necesaria para crecer bajo la presión de una crisis. Todos - incluso los padres - queremos sentirnos bien ahora mismo y tener todas las respuestas ya.


La Sobreprotección

La sobreprotección no fortalece a nadie, pero aún así podemos persistir en contar cuentos de hadas (y de cigüeñas...) para que nuestros hijos no tengan que enfrentarse con la realidad porque no queremos que sufran.


Reproduzco aquí otra vez el decálogo de los doctores Brooks and Goldstein para cultivar la resiliencia en vez de sabotearla:


1. Mostrar empatía

2. Comunicar con respeto

3. Ser flexible

4. Presta Atención 100% al niño

5. Aceptar a tus hijos tal como son

6. Dales la oportunidad de colaborar

7. Tratar los fallos como oportunidades para aprender

8. Destacar Fuerzas y Habilidades

9. Deja que tus hijos solucionan problemas y toman decisiones

10. Disciplinar pare enseñar - no para humillar o intimidar.


Y me gustaría terminar con otro trozo de ese reportaje que tanto me gusta de José María Romera, Esos Males Oportunos:


"No podemos evitar los males que nos sobrevienen, pero sí corregir nuestra actitud a la hora de afrontarlos. Si nos dejamos llevar por la pesadumbre es muy probable que no alcancemos a percibir el lado positivo que se esconde en muchas de las pequeñas o grandes contrariedades de la vida. Como explica Boris Cyrulnik, el problema suele provenir de la tendencia general a dar respuestas tristes a situaciones tristes, a concentrar nuestra mirada más en los que sucumben que en los que se levantan después de un tropiezo. Estamos instalados en una cultura del victimismo que concede mayor autoridad al llanto que a la sonrisa y que considera poco menos que un sacrilegio el hecho de buscar la parte beneficiosa de los sucesos dolorosos o traumáticos."

lunes, 12 de octubre de 2009

Mamá ¿Porque Soy Adoptada?





Hablamos con naturalidad de la adopción en nuestra casa. Sé que eso es importante, pero no estoy segura de que sea suficiente.

Y es que sospecho que para las preguntas de mi hija, hay respuestas mejores y otras peores. Porque me estoy dando cuenta de que esta “búsqueda” que esta haciendo mi hija – y que se está haciendo más intenso últimamente – es crucial para la construcción de su identidad, y si es así, entonces la información que vamos proporcionando no puede sólo satisfacer su curiosidad en este momento. Tiene que ayudarla a comprender quién es a pesar de un sin fin de piezas perdidas – informaciones sobre sus orígenes que nunca podrá recuperar – y hechos difíciles de comprender, por ejemplo unos rasgos que son tan diferentes a los de sus familiares y amigas.

Así es que hace poco me hizo la difícil pregunta “Mamá ¿Por qué Soy Adoptada?” y tuve que reflexionar bastante para encontrar una respuesta que pondría un granito de arena más en el cubo de su creciente identidad.

Por eso, no me pareció bien en dejarlo una vez más en la historia de su adopción o explicaciones generales como “todos los niños nacen de la barriga de una mamá, muchos se quedan con esa mamá, pero a veces unos padres no pueden quedarse con un bebé y entonces…”

Ya se está haciendo mayor y sé que para hacer esa pregunta después de todo lo que la hemos contado hasta este momento significa que necesita ahora comprender porque ella es adoptada y los demás niños no.

Pero ¿Qué es lo que necesita saber un niño acerca del motivo de su adopción? Si no vamos a contarle los hechos de su historia, ¿Que tendríamos para contarle?

Encontré la clave en los consejos de Debbie Riley, autora de “Debajo de la Máscara – Comprendiendo a los Adolescentes Adoptados” y gran experto en los crisis de identidad por los que pueden (¿suelen?) pasar nuestros hijos.

Riley identifica seis temas que causan gran preocupación entre los adolescentes que acuden – con sus padres – a su consulta:

1. Los motivos de su adopción – el “¿Por qué soy adoptado?”
2. Falta de información o información difícil de aceptar
3. Diferencia “No me gusta ser diferente de los demás.”
4. Permanencia – “¿Será mi familia ‘para siempre’?”
5. Identidad – “¿Quien soy yo?”
6. Lealtad – “Necesito información pero no quiero hacer daño a mis padres.”

En cuanto a los motivos de la adopción, dice Riley que:

“Los niños necesitan saber que no son responsables para las decisiones que llevaron a su entrega – que la adopción ocurre como resultado de decisiones de los adultos…

“En la mente de un adolescente adoptado hay preguntas como estas: ‘¿Por qué me entregaron? ¿Había algo que me pasaba? ¿Me entregaron porque tenían problemas con la droga o porque me maltrataban? ¿Qué me dice esto de mí? ¿Por qué no podían haber hecho algo para poder cuidarme?’

…”Antes de la adolescencia, los niños adoptados tienen mucha curiosidad sobre su historia. Aunque cuestionan las circunstancias que llevaron a su adopción, la mayoría parecen aceptar las respuestas con tranquilidad si no con un poco de tristeza. A veces faltan el desarrollo cognitivo para comprender de verdad todas las ramificaciones de lo que escuchan. Algunos padres adoptivos hacen más dulce la historia o dejan fuera los detalles dolorosos.

“En la adolescencia, el tono de las preguntas cambia y asume una nueva dimensión para el adoptado. Los adolescentes exigen respuestas más profundas y basadas en los hechos, y muchas veces responden con enfado mientras reflexionan sobre su abandono. El joven ahora comprende que la mayoría de las madres aman, nutren y protegen a sus bebés. ¿Por qué no en su caso? ¿Le pasaba algo a ella? ¿Tenía él un terrible problema? Se preocupen de estas preguntas en silencio o de una forma más abierta.”

Nos puede sorprender a los padres la idea de que nuestros hijos podrían verse culpables por la separación que hubo con sus padres biológicos – que podrían llegar a preguntar si era por algo que tenía que ver con ellos.

Sin embargo, es bastante común.

Al re-leer el libro de Riley, me dí cuenta de que lo más importante a la hora de contestar la pregunta de mi hija, “¿Por qué soy adoptada?” es dejar claro una y otra vez a lo largo de su infancia el hecho de que la adopción es una decisión de adultos.

Tiene que saber que ella era un bebé precioso y bueno, que no era posible que hiciera algo para molestar a sus padres o causarles a no quererla. Tiene que saber que sus padres se enfrentaron a circunstancias más grandes que ellos y por ello tuvieron que tomar decisiones difíciles – que igual nos cueste a nosotros comprender.

Mi hija escuchó con gran interés esta nueva respuesta a su gran pregunta (la que salió por primera vez en mismo día de su sexto cumpleaños). No sé hasta que punto ha comprendido el significado de este “avance” en la información, pero parece que se ha quedado bastante satisfecha.

Por mi parte, tengo la sensación de que poco a poco estoy comenzando a ver la adopción de mi niña desde su punto de vista y no sólo desde la mía. Por mucho que me gustaría disfrutar de un cuento de hadas, reconozco que enfrentarnos juntas a la realidad enriquece mucho más nuestra relación y nuestras vidas. Así que...
¡Adelante! Queda mucho terreno por explorar.






lunes, 5 de octubre de 2009

Niños Adoptados + Preguntas Difíciles


Imágen de Allposters.es: "Compromiso – Para tener éxito, hay que seguir allí agarrándose después de que los demás se hayan soltado. "

Poco a poco voy aprendiendo a hablar de la adopción con mi hija.

¡Y menos mal! Porque cada vez sus preguntas son más difíciles. El día de su sexto cumpleaños me preguntó, “Mamá ¿Por qué soy adoptada?”

Siguiendo el protocolo de los niños, me hizo esa pregunta tan importante en el momento menos esperado: estuvimos bajando del coche en casa del abuelo – yo con la tarta de cumpleaños en una mano y esperando a que bajara ella para poder cerrar la puerta con la otra…

Si hay una cosa que he aprendido es que ante una pregunta, siento la obligación de contestarla – bien – en el mismo momento. Creo que algo dentro de mí sigue actuando como una joven estudiante ante un examen sorpresa – o voy a aprobar o voy a suspender. ¡A ver que hago, que digo, como salgo de esto!

Afortunadamente, he conseguido hacer un cambio radical en mi forma de ver a los niños ante las grandes cuestiones de la vida. Ahora veo a una pregunta como el momento en que mi hija lanza un tema nuevo, entrando en un mundo nuevo. Me demuestra dónde esta ella en su desarrollo personal y que es lo que ahora quiere saber sobre su adopción, por ejemplo. De allí, sé que ahora tenemos el resto de nuestras vidas para tratarlo juntos.

Esto es como he tratado hasta ahora la pregunta “¿Por qué soy adoptada?

Primer Intento
En el momento de bajar del coche, lo único que se me ocurrió fue decir, “Eres adoptada porque te queremos tanto, hija mía.” Sabía que la respuesta no tenía mucho que ver con la pregunta, pero me prometí volver al tema más adelante en un momento más adecuado.

Segundo Intento
Un par de días después, cuando estuvimos solas, le devolví su pregunta: “Así que ¿Tu quieres saber porque eres adoptada?”

“¡Sí”, me respondió con entusiasmo – como si no hubiera pasado ni un minuto entre el “primer intento” y el segundo.

Y entonces... volví a estrellarme contra la rocosa costa de las preguntas difíciles – esta vez, creo, porque estaba yo demasiada preparada con una respuesta demasiado completo para una niña de su edad. De todas formas, la niña estaba encantada con la atención que prestaba yo al asunto y me hizo un montón de preguntas nuevas.

Tercer Intento
Entonces lo dejé durante unas semanas hasta que un día me vino la respuesta más adecuada que jamás podría haber imaginado (que comentaré en otra entrada). Así que volví a levantar el tema. Otra vez estaba ella muy interesada en charlar sobre “su pregunta”, pero esta vez tuve la sensación de que por fin conectamos y que la niña pudo empezar a comprender un tema tan grande como es su adopción, que realmente es un tema sin fondo – que yo sepa.

El Futuro
Como dije al principio, creo que esta pregunta – como todas – no es más que una señal: hemos llegado a otra etapa. Tendremos muchas oportunidades de ir desarrollando el tema. Porque preguntas de tanta transcendencia no se puede contestar ni a la primera, ni a la segunda… ni a la décima vez. Mi hija irá creciendo y con ella, sus preguntas junto con sus respuestas y – espero – su capacidad de comprender su vida y la vida misma, si es posible.

miércoles, 17 de junio de 2009

La Voz de los Adoptados

Imagén de David Azcona: Diario Navarro

El naciemiento de la página "Soy Adoptado" de David Azcona ha sido un acontecimiento importante para todos nosotros. También la fundación de La Voz del Adoptado aquí en España ha sido importante y también lo ha hecho David.


Ahora Diario Navarra ha hecho una entrevista a esta persona tan llena de energía e iniciativas y lo recomiendo para todos. Es "la voz del adoptado" en primera persona:





- Este joven pamplonés de 21 años lidera una plataforma que ya cuenta con 200 miembros en todo el país y que busca servir de espacio de encuentro e intercambio sobre la adopción desde la mirada de los propios adoptados


- "El deseo de saber sobre nuestros orígenes no tiene nada que ver con el cariño que tengamos con nuestra familia adoptiva."


- "Las personas adoptadas tienen necesidades especiales que surgen de las "pérdidas" asociadas a la adopción."


- "En este barco tenemos que trabajar todos juntos, también las instituciones públicas y la sociedad, que tienen que apoyarnos."

Me gustaría recordar que David está organizando este evento:
1er Campamento Juvenil Multicultura y Adopción
Dirigido a: Niños de 7 a 10 años
Fechas: 16-23 y de 23-30 Agosto 2009
Lugar: Las Alvaricias “El Espinar, Segovia
Organiza: La Voz del Adoptado y Psicoveritas
Contacto: David Azcona, La Voz del Adoptado, España
Móvil: 690921579
Correo Electrónico:
info@soyadoptado.es

lunes, 15 de junio de 2009

Gloria, nuestros corazones están contigo...


Imágen de Allposters.es:
Fé - Con una luz para guiarte, puedes vencer todos los obstáculos.

Esta mañana me desperté con este comentario que ha dejado Gloria, una madre que vive en Colombia y que ha perdido hace muy poco a su hija. El comentario lo dejó en la entrada Una Historia Lleno de Avisos, así que lo reproduzco aquí para que todos pueden leerlo porque demuestra una série de cosas que luego elaboraré:


"Es una pena que se hayan cometido tantos errores en la crianza de esta niña, relacionados con la metodología para crear apegos.


Mi hijita del corazón cuando llegó a nosotros tenía casi 9 meses y un historial de abandonos reiterativos. Nada más llegar, notamos que no le gustaba que la cargáramos, y nos pegaba en la cara cuando lo hacíamos. Además, cuando mi esposo y yo la saludàbamos al levantarse por las mañanas, nos volteaba la cara y se acostaba boca abajo tapándose los ojos con las manitos. Hacía muchas pataletas, lloraba mucho, y en los centros comerciales le podía dar la mano y abrazar a cualquier desconocido mientras que con nosotros no permitía ningún contacto.

A través de internet recibí un consejo muy sabio de alguien de una página que se llama adoptiva.com pues en mi país, Colombia, no tenemos casi información al respecto, quien me dijo que soportara estoicamente sus golpes y desaires, que le repitiéramos una y otra vez que nunca la íbamos a abandonar, que yo era su mamá por el resto de la vida, en fin, y el milagro se hizo realidad.

A los pocos meses ella empezó a cambiar y a ser cariñosa, recuerdo especialmente un día en que yo estaba estudiando en la sala de mi casa y ella llegó y sin yo pedírselo, me dio un besito en la mejilla. La alcé en brazos, la besé por todas partes, bailamos, cantamos,la abracé tanto....ahora, después de tres años y medio con ella, hace 4 meses está en el Cielo al lado de los demás ángeles.


Mi niña llegó también con muchos problemas de salud además de los de apego, pero me queda el consuelo de lo mucho que la amamos y cuidamos, cada día de mi vida la amaré más y más, me queda también el recuerdo de que jugamos juntas y nos abrazamos y nos reimos hasta el último instante de su vida."


Me gustaría dar las gracias a Gloria por compartir la preciosa historia de esta angelita del cielo. He llorado al leerlo y se me parte el corazón sólo pensar en lo que está sufriendo esta madre y esta familia. Pero, para mí, este corto relato también demuestra varios factores muy importantes:

-Lo mucho que queremos a nuestros hijos (eso es para los que cuestionan nuestros lazos).


-La poca información que hay todavía sobre el apego y lo necesario que es para muchas familias.

-Que incluso los bebés pequeñitos pueden llegar muy marcados por sus experiencias.


-Que un niño con problemas de apego puede portarse maravillosamente con desconocidos y rechazar a los que más le quieren.


-Que vale la pena empeñarse en vencer los problemas de apego.


-Que por muy poco tiempo que tengamos con una persona querida, todo, todo, todo vale la pena.


Gloria también nos dejó este comentario en la entrada Niños Mayores - Una Historia Verdadera:


"Hola, hace casi 5 meses falleció nuestra hijita del corazón, quien tenía 4 añitos y muchos problemas de salud. Sólo pudimos disfrutarla durante 3 años medio.


Yo tengo un hijo biológico de 24 años de mi primer matrimonio,y ahora mi esposo y yo (yo tengo 40, él 38) queremos adoptar nuevamente una hija algo mayor. Será un proyecto que iniciaremos el próximo año, porque aún el duelo por la pérdida de nuestra amada hijita es muy reciente.


Tenemos tanto amor para dar, y además, la experiencia de haber criado un buen muchacho y la de haber tenido una hijta con tantos problemas de salud y de desarrollo, a quie le dimos el amor y la mayor calidad de vida posible mientras vivió."


Por mi parte, Gloria, estoy pensando en tí. Compartir tu historia con los demás es una muestra de gran generosidad y otra vez te lo quiero agradecer. Que Diós esté contigo y con tu familia, Gloria.

jueves, 11 de junio de 2009



Imágen de Allposters.es -
DIVERSIDAD El Privelegio de toda una vida es ser quien eres. - Joseph Campbell

Desde Adopción por Dentro, he querido saber más sobre el Primer Campamento Multicultura y Adopción (leer ¡Primer Campamento Multicultura y Adopción! ). En EE.UU. los campamentos para niños que han sido adoptados han sido un éxito rotundo.


Dentro de la familia nuestros hijos pueden vivir con total naturalidad y - en cada vez más familias - hablar libremente de su adopción, sus preguntas y preocupaciones. Sin embargo, fuera del hogar no siempre es así. Por eso iniciativas como el Campamento Multicultura y Adopción es tan importante.



Representa una oportunidad para que nuestros hijos se conozcan y compartan experiencias. Hace posible explorar temas de mucha interés que les afecten a todos y de poder saber como tratar con los miembros menos comprensivos o informados de nuestra sociedad.



Para saber más sobre el campamento, hablamos directamente con David Azcona. uno de los organizadores de este campamento. David dirige el blog Soy Adoptado, una página que expone la experiencia de la adopción desde el punto de vista de una persona adoptada. Actualmente recibe 1,000 visitas diarias y poco tiempo ha acumulado 500 comentarios.


Adopción por Dentro: ¿Porque un campamento para niños y jóvenes adoptados? ¿Cuál ha sido la inspiración y cuales son los objetivos de los organizadores?


David Azcona: Por un lado están los objetivos que imperan en todo campamento de niños y jóvenes, que serían los de fomentar el ambiente lúdico, la diversión, el compañerismo y el juego, pero por otro está el que los niños adoptados se encuentren en un ambiente común en el que puedan hablar con libertad de sus dudas o temores sin sentirse cohibidos por la presencia de sus padres o de otros adultos del entorno. Creemos que al ser todos adoptados pueden sentirse más cómodos a la hora de expresarse y además al saber que los monitores también son jóvenes que han pasado por su misma experiencia, puede favorecer la comunicación.



ApD: ¿Cuál es su respuesta a las personas que se preocupen por si las familias adoptadas crean "guetos" a través de actividades como esta?


DA: En absoluto queremos crear un gueto, de hecho no lo es, puesto que el campamento está abierto a todo el mundo, tanto a hijos de familias adoptivas como a los de cualquier otro tipo de familia, simplemente lo que pretendemos es dar respuesta a unos aspectos específicos que existen en la adopción, y que deben afrontarse con normalidad. Para ello nada mejor que rodear a los niños de un ambiente en el que su condición de adoptados sea algo natural y de esta forma se facilite la comunicación y la expresión de sus inquietudes.


ApD: ¿Como será un día normal en el campamento?


DA: Todos los días realizaremos actividades (ginkanas, juegos y talleres). También tendremos excursiones y juegos en el campo. El día a día van a ser actividades de campamento, con la idea de poder alternarlas con los talleres especializados. Estos talleres son muy importantes, pero no queremos que se pierda el enfoque de campamento y actividad lúdica. También tenemos piscina, donde podremos realizar actividades acuáticas. Y un entorno ideal para poder trabajar en el campo y rodeados de naturaleza.


ApD: ¿Cual será el enfoque de los talleres y actividades que tienen que ver con la adopción?


DA: Siempre desde un enfoque lúdico y respetando el deseo de participación e implicación de cada niño, se trabajarán de forma muy básica aspectos relacionados con la adopción que no por ser básicos dejan de ser importantes, como son la autoestima, la comunicación y la expresión de sentimientos, entre otros. Cada niño estará incluido en un grupo constituido por 10 niños y cada grupo participará en tres actividades de una hora y media de duración cada una, en las que los temas a tratar irán de menos a más profundidad y se tendrá en cuenta tanto la disposición de cada niño en cada momento, como la información obtenida en el cuestionario que los psicólogos han pedido previamente a los padres para hacer un trabajo más personalizado, así como el nivel evolutivo medio del grupo.


ApD: ¿Como piensan incorporar un enfoque multicultural en el campamento?




DA: Al ser un campamento abierto a la diversidad familiar y cultural, tenemos previsto que haya niños de distintos países y razas por lo que incorporaremos actividades en las que se fomenten la aceptación, el respecto a la diversidad, la integración racial y cultural, la colaboración por lo que realizaremos actividades con estos objetivos.



ApD: Ya sabemos que el tema de la adopción está tratado de forma diferente según los criterios de cada familia. ¿Como tendrán en cuenta este factor los organizadores y los monitores del campamento?


DA: Lo más importante es respetar el criterio de cada familia, y en este sentido escucharemos las dudas de cada niño, y si consideramos que hay algo difícil que resolver o que abordar, lo consultaremos con los psicólogos y a su vez ellos lo harán con los padres, pues son ellos los que deben hablar con el niño aunque necesiten una orientación previa.


ApD: Háblanos de los monitores ¿Tienen una formación especial?




DA: Antes del campamento los psicólogos de Psicoveritas nos van a dar un curso de formación a todos los monitores cuyo contenido está referido a como afrontar distintas situaciones ante las que nos podemos encontrar. La selección de los monitores ha sido pensada y detallada y la mayoría de ellos son titulados en psicología, antropología o trabajo social. Ante todo es importante respetar el criterio de cada familia y responder con la verdad.


El hecho de que todos los monitores seamos adoptados nos hace tener una cierta ventaja, pues hemos pasado y “pensado” por muchas de las situaciones y preguntas que se hacen los niños, y esa experiencia propia nos ayuda a saber qué podemos o no debemos hacer o decir. Además, contamos con el apoyo del equipo de Psicoveritas que en todo momento nos asesora, aunque físicamente no esté presente las 24 horas sí podemos contar con él en cualquier momento para resolver una situación puntual.



ApD: El 1er Campamento Juvenil Multicultural y Adopción está organizada por La Voz de los Adoptados y Psicoveritas. Por favor, ¿nos puedes contar algo sobre estas dos organizaciones?

DA La voz de los adoptados es una asociación que surgió en Francia hace cuatro años, y en España a principios de este año. Está integrada por personas adoptadas mediante procesos de adopción nacional e internacional. Esta asociación nace, entre otros, con el objetivo de crear un espacio de encuentro, intercambio y apoyo sobre la adopción desde el punto de vista de las personas adoptadas, colaborando con las administraciones públicas y con otras entidades nacionales e internacionales.



Psicoveritas es un centro de Psicología y Adopción, dirigido por Montse Lapastora. Tanto con Montse como con los psicólogos que conforman su equipo trabajamos en colaboración, pues son profesionales que además de llevar muchos años trabajando en adopción y ser expertos en este campo, son profesionales responsables y comprometidos con su trabajo y yo tengo toda mi confianza depositada en ellos.


ApD: Y por fin ¿Que es lo que los padres pueden esperar de este campamento en cuanto a su colaboración con el desarrollo emocional de su hijo adoptado?


Sería presuntuoso decir que en este campamento, con tres actividades de 4 horas y media en total por grupo se va a provocar un cambio en el desarrollo emocional de nadie. Lo que sí queremos conseguir es que cada niño pueda empezar a conocer sus recursos personales y afectivos para poder afrontar mejor aquellas dificultades emocionales que se encuentren en su vida cotidiana, que algunas veces subyacen en los procesos adoptivos.


ApD: ¿Hay algo más que le gustaría añadir?


DA: El diseño de este campamento es producto de muchas horas de trabajo y de una amplia labor de coordinación entre La voz de los Adoptados y Psicoveritas cuyo resultado es una oferta novedosa de trabajo grupal especializado y dirigido a niños adoptados. Nuestra idea es que los niños pasen una semana agradable y divertida y que tengan la oportunidad de volver con “algo más”.