lunes, 1 de octubre de 2007

¡Al Colegio!

Tengo una asignatura pendiente y es investigar más sobre la situación académica de nuestros hijos.




Mientras voy leyendo sobre la adopción encuentro de vez en cuando un comentario por algún experto sobre posibles problemas en el ámbito académico. Parece confirmado que nuestros hijos tienen más "riesgo"para encontrar dificultades.



(para más info sobre el dibujo, hacer click aqui.)


Como siempre, me gustaría destacar que estamos hablando de "p o s i b i l i d a d e s" - nada más - posibilidades para algún porcentaje de nuestros niños, quizás. Lo que pregunto es "¿Porque? - ¿Porque sería que un niño adoptado tendría más riesgo para tener problemas en el colegio?





Hasta el momento la respuesta más clara y lógica que he encontrado se llama "carga emocional". Parece que dependiendo de varios factores, en algunos momentos del desarrollo del niño puede haber un especie de "sobrecarga" de emociones respeto a algún aspecto de su vida.





Un niño que no se siente aceptado por sus iguales podría sufrir ese "sobrecarga" emocional - preocupación, depresión - lo que sea. Un niño muy preocupado por ser diferente quizás podría sufrirlo también. Me lo estoy imaginando, suponiendo. Parece que un niño que siente curiosidad para saber más sobre sus orígenes pero que no tiene con quien hablar también podría experimentar algo así.





Estas cosas parece que pueden interferir con la capacidad de concentrar que necesitan nuestros hijos para estudiar, para poder aprender.





Como digo, pienso seguir buscando datos. En este momento, todo es "parece ser...".





Por otro lado, he estado considerando el valor de dar una estimulación precoz en cuanto a la lectura y las matemáticas a mis hijos más pequeños. Siempre he estado muy en contra de esto porque creo que cada niño pequeño debe de aprender a su ritmo natural, sin presiones.





Sin embargo, una amiga - profesora de universidad - me ha prestando un libro que se llama "Como Multiplicar la Inteligencia de su Bebé", y estoy revisando mis ideas. En el libro estoy conociendo el trabajo de un investigador que desarrolló sus metódos trabajando con niños que tenían serios problemas cerebrales, daños etc. Lo que descubrió era que los resultados de sus investigaciones servían estupendamente para niños sanos.





Todavía estoy leyendo el libro - y no tengo ninguna intención crear genios, ni multiplicar la inteligencia de nadie. Lo que me interesa es saber si jugando a los juegos didácticos que proponen en el libro puedo ayudar a mis pequeños, dándoles una base fuerte que les dará una ventaja en el colegio.





En particular, me estoy preguntando si este tipo de juego didáctico podría ayudarnos a foralecer a nuestros hijos adoptados para que si pasaron por algún desafío no se notarían en los estudios.





9 comentarios:

xelo dijo...

Hola Brenda,

acabas de tocar un tema que me preocupa. Durante los cursillos y las entrevistas personales para la obtención del CI, repiten hasta la saciedad, al menos en nuestro caso, que no debemos tener unas expectativas muy grandes para nuestros niños. Que el fracaso escolar es alto en estos chicos y que no debemos forzarlos ni pretender que tengan carrera.

A mi me pareció algo exagerado, por eso me encantaría leer tus conclusiones y me interesa mucho el libro que has comentado, es en español??

Gracias por tu espacio, me ayuda a plantearme muchas cosas y a reflexionar.

Un beso

xelo

José Luis dijo...

Tenemos suerte hasta el momento y nuestras hijas son muy buenas estudiantes. Se interesan mucho por aprender y (lo más importante bajo mi punto de vista) se relacionan con total normalidad con sus compañeros.
Jamás pienso en los problemas que haber sido adoptadas puedan tener en su desarrollo escolar. Pienso que salvo una experiencia muy negativa de la que guarden memoria, del resto, de aquellas de sus primeros meses y que les dejasen alguna marca pero no recuerdan, con el tiempo,con cariño y mucha seguridad, son minimizadas, controladas cuando no neutralizadas. Nosotros somos de la opinión de no recargar con actividades a nuestras hijas, de ponerles límites en el tiempo de juego (de televisión , de calle,...), pero dejarles que ellas decidan qué juegos y estar mucho tiempo cerca aunque no implicados en sus divertimentos. Nos va bien por ahora, aunque siempre atentos.

Saludos

Brenda dijo...

Muy interesante los dos comentarios.

Empezando por Xelo - la verdad es que lo que me cuentas me pone la piel de gallina. Estoy viendo muchas razones para que los profesionales digan esas cosas - PERO, pienso que esperar poco de nuestros hijos es lo peor que podemos hacer. Hay que esperar de ellos que llegan lo mas lejos que pueden dentro de sus propias posibilidades que es algo muy personal, que no se puede saber de antemano y que iremos viendo mientras crezcan.

Me gustaría destacar que los muchos autores de "Los de Fuera por Dentro - escritos sobre la adopción transnacional" son, en general, doctorados o por lo menos con muchos estudios. Son todos adoptados.

Pienso que podriamos encontrar una clave en la utilización de juegos didácticos y otras técnicas que estoy explorando ahora mismo (mas que nada porque veo que a mi niña le está costando un montón hablar...). Y sí, Xelo, el libro "Como Multiplicar la Inteligecia de su Bebé" está en español y está escrito por Glenn Doman.

Luego, Jose Luis, muchísimas gracias por tus comentarios. Tranquiliza mucho tener testimonio de un padre experimentado que además entiende de educación. Estoy de acuerdo contigo 100% en tus métodos.

Pienso que debemos buscar la forma de evitar las malas preocupaciones sobre los efectos que el pasado de nuestros hijos podrían tener sobre sus estudios. Tenemos que buscar información y estratégias que aseguran el éxito - sea lo que sea para cada niño.

Bueno, hay tanto que decir sobre esto, que pienso organizarlo para el próximo escrito del blog.

¡Gracias!

Brenda

xelo dijo...

Mil gracias Brenda, buscaré el libro, me parece muy interesante.

Comparto tu opinión sobre el tema. A mi me pareció exagerado el decir que no debemos poner demasiadas expectativas en nuestros niños, que no debíamos esperar que fueran grandes estudiantes. Pienso dar a mis hijos todo aquello que mis recursos me permitan, serán lo que quieran ser, y espero poder ayudarles a conseguir todo.

También creo que en España hacen falta más profesionales sobre el tema, y que algunos equipos evaluadores no están a la altura. En fin, queda mucho por hacer

Un beso y mil gracias por todo
xelo

Brenda dijo...

Hola Xelo,

Lo has dicho bien “que... hacen falta más profesionales sobre el tema, y que algunos equipos evaluadores no están a la altura” – pero no sólo en España.

En Estados Unidos donde ya hay tantos años de experiencia en adopciones de todo tipo pero también transnacionales tampoco hay suficiente formación.

Los padres adoptivos más experimentados y los profesionales que si están a la altura nos advierten que tenemos que tener cuidado a la hora de aceptar consejos, teorias, datos, estadísticas etc. Por esto hay que informarse cada uno por si mismo.

Lo que pasa es que la sociedad tiende a aceptar cualquier información sobre la adopción sin mucha reflexión. No podemos hacer lo mismo y no podemos permitir que las personas que colaboran en la educación de nuestros hijos se dejan guiar por una información incorrecta. ¡Tampoco queremos que los profesores esperan poco de ellos!

Es nuestro deber formar a nosotros mismo y formar a los que nos rodean ¿no te parece?

¡Gracias de nuevo!

Brenda

Anónimo dijo...

Xelo tuvo la "suerte" de oir estos comentarios en un lugar acotado y apropiado(a mi me dijeron lo mismo cuando adopte a mis dos hijos mayores). Para los que vivis en Cataluña, deciros que en un emisora de rsdio de noticias (Catalunya informació) pasan esta semana una cuña sobre las problematicas específicas de los hijos adoptados "falsas espectativas" "devoluciones" "niños cargados de ira con problemas de relación".Todo esto entre bloque de noticias y bloque de noticias, la que yo oí justo antes de llegar al patio del cole a recoger a mis hijos.
Ya está bien. Espacios como este blog y otros foros son para hablar de nuestras cosas. El cómo,el cuándo y el dónde importany mucho. Este comentario,Brenda, es para alertar sobre el miedo que me dan las generalizaciones y los cambios de contexto.Imagináos estos comentarios en una tertulia radiofónica o televisiva; resultado : estigma seguro. También,como no, es para ver si tú como integrante de la profesión periodística tienes algo de "mano" para explicarles a esos malos profesionales que señalar a nuestros hijos en tertulias o charlas intrascendentes como portadores de problemas y limitaciones o marcando sus límites como si fuesen sólo fruto de una estadística, es inmoral, y hasta me atrevería a decir que ilegal.
Besos a todos
Silvia

Brenda dijo...

Silvia,

Tu historia no sólo me pone la piel de gallina (no sé si lo digo bien) sino que me hace saltar las lágrimas. Tienes toda la razón - estigma seguro.

He pensado más que una vez que hace falta que nosotros - los padres - tomamos las riendas para hacer una campaña en los medios. Lo que hace falta son comunicados de prensa sobre temas muy interesantes para el público en general que tienen que ver con aspectos positivos de la adopción.

Es posible. Sé lo que tengo que hacer, pero en este momento no sé si lo puede hacer sóla.

¿Hay voluntarios? Tengo toda una lista de trabajitos que podríamos repartir.

Nunca es tarde para empezar.

Brenda

Anónimo dijo...

Me gusta mucho tu blog, cubre unas carencias en los profesionales. Las madres somos las que nos movemos y por esto recopilamos mucha información. Soy monoparental y tengo una niña prematura de 6 años. De momento ha hecho muchos progresos y va recuperando el tiempo perdido. Aunque aún le queda por recorrer para estar dónde debería, tengo mucha confianza que va a llegar. Y créeme, si se mira su historial, toda su vida es como un milagro. Si deseas ayuda para con los medios, proponla!. Un abrazo

Brenda dijo...

¡Gracias!

Tienes razón las madres (y los padres) somos los que nos movemos - o por lo menos ¡los que deben de moverse! Tenemos el poder de conseguir tantas cosas para nuestros hijos si nos involucremos hasta el máximo.

Suerte con tu niña.

Brenda