jueves, 1 de noviembre de 2007

Mas Allá de las Buenas Intenciones




Hace años, cuando sus dos hijas, de Corea, eran pequeñas, escribió "¿Esos Niños son Tuyos?" y ahora - después de tantos años - con las niñas ya criadas, quiere compartir con nosotros lo que ha aprendido hasta el momento.


El libro se centra en 10 decisiones que hacen los padres adoptivos - con todas las buenas intenciones del mundo - que resultan no servir bien a sus hijos...


En próximos escritos expondré esas 10 decisiones, pero antes, quiero traducir una parte de la introducción del libro para daros la oportunidad de comentarlo si queréis:


"Debe de reconocer que estoy preocupada con la creciente popularidad de la adopción internacional. En los Estados Unidos, por ejemplo, el número de visas concendidas para niños adoptados incrementaron 250% en una sola década desde 1990 a 2000. Lo que muchos de nosotros vimos como una medida temporal para el bienestar del niño se está convirtiendo en un intercambio perpetuo, una fuente importante de ingresos en algunos paises pobres y una válvula de seguridad que previene reformas sociales. En vez de servir las necesidades de los que serían padres según la demanda, la adopción internacional debe de estar gobernada por una preocupación por el niño que da más énfasis en mantener intactas a las familias y en que la vida sea sostenible en sus países de orígen.


"Este punto de vista no es incompatible con mi amor por mis hijas. Imagina que estás mirando el mundo a través de una cámara con objetivo telescópico. Mirando las cosas de cerca, estás encantado con las sonrisas de los niños, acurrucados en los brazos de sus radiantes padres adoptivos. A muchos de nosotros nos gustarían mantener ese enfoque. Sin embargo, si giras el objetivo verás la pobreza, la injusticia y el dolor de los padres que tienen que prescindir de sus hijos para mantenerlos vivos y sanos, o para evitar el castigo o la estigma social. Todo lo que ves - de cerca o de lejos - está allí. La alegria y la tragedia existen juntos. Esto es la paradoja de la adopción, y todos formamos parte de ella. La cohesión de tu familia a largo plaza depende de como llegas a tratar esa paradoja."

El énfasis en la última frase lo he puesto yo. Me parece fuerte lo que dice, pero después de leer "Los de Fuera por Dentro - escritos sobre la adopción transracial", entiendo que lo que dice va en serio. Que muchos de nuestros niños, de mayores, sacarán la lupa para analizar las situaciones que les hizo llegar aquí, a nosotros, a sus familias. En general, los autores de "Los de Fuera por Dentro" - generalmente procedentes de adopciones internacionales - reconocen querer a sus familias, pero se nota también alguna desesperación con padres que no han sabido - o querido - "tratar con la paradoja" que existe si miramos la situación a nivel mundial.


Es parte de ellos. Tiene que ser parte de nosotros.

2 comentarios:

José Luis dijo...

Has destacado la frase clave. Comprender las razones siempre tristes que han hecho posible la construcción de nuestras familias es algo que siempre debemos tener presente. En mi opinión, jamás se debe juzgar a los progenitores de nuestras hijas, pero sí entender el contexto que llevó a una mujer a tomar esa terrible decisión. Sobre todo debemos SIEMPRE compartir los sentimientos que nuestras hijas puedan sentir al conocer estas circunstancias.
Gracias Brenda por compartir con todos nosotros todo eso tan interesante que lees.
Saludos

Brenda dijo...

Gracias Jose Luís. Como siempre, agradezco tus comentarios.

Brenda