domingo, 9 de octubre de 2011

Notas para Colegios, Profesores, Padres... ¿Y Estudiantes?




El colegio forma una parte importantísma de la vida de nuestros hijos y nuestras familias. Pero cuando hablamos de colegio, en realidad, estamos hablando tanto del sistema educativo como de los profesores y otros profesionales que lo hacen posible y también de la colaboración de los padres. Es el alumno quién recibe las notas - pero creo que es casi más lógico que las notas las reciben los demás.


En cuanto a los hijos que hemos adoptados, quiero dejar una cosa clara: la adopción en sí no tiene porque causarles problemas en el colegio. Lo que sí puede hacer que una persona adoptada tenga problemas a la hora de estudiar es lo que ha vivido antes de ser adoptado y también - y esto es muy importante - la forma en que vive el hecho de ser adoptado.



Muchísimos niños adoptados tienen problemas en el colegio porque no recibieron el mínimo de estímulos necesarios para desarrollarse adecuadamente en algún momento clave de su crecimiento - o porque sufrieron abusos que les han marcado o simplemente porque los cambios que han experimentado les han dejado secuelas psicológicas que les provoca un estado de ansiedad que hace difícil concentrarse (que no es ni hiperactividad ni déficit de atención, pero que demasiadas veces es diagnoticado así por profesionales que no comprenden las necesidades de niños con un pasado difícil).

Otros niños adoptados no tienen problemas en el colegio al principio, pero los tendrán en algún momento por el simple hecho de estar luchando con diversas interpretaciones que llegan a dar al hecho de ser adoptados. Es un fenómeno bien conocido por psicólogos que tienen mucha experiencia trabajando con niños adoptados pero muy poco conocido por los demás profesionales - desgraciadamente. La clave está no en medicar a estos niños o diagnosticarles con problemas de aprendizaje sino trabajar muy a fondo su comprensión de la adopción y el significado que tiene para ellos. Necesitan poder compartir con alguién sus fantasías e intepretaciones para ir poco a poco elaborando una visión realista y madura de lo que significa todo esto para ellos.




Hace poco tuve el gran placer de participar en la V Jornada de Adopción y Acogimiento de Asturadop. Fue un privilegio poder tratar temas como este con expertos como los psicólogos Lila Parrondo y Alberto Rodríguez, el psicopedagodo y mediador familiar Jaime Ledesdma y la antropóloga Diana Márre. Surgieron muchísmas ideas interesantes - no sólo durante la conferencia pero también durante las correspondencias y conversaciones que pudimos mantener antes. Me gustaría compartir algunas de estas ideas aquí para los muchos lectores que no podrían asistir.

Colegios

Ante todo, hay que destacar el papel del sistema educativa que condiciona la situación en nuestros colegios. En España reina la escolarización por edades en un sistema bastante inflexible que exige una pronta escolarización - a partir de los 3 años (aúnque no es obligatorio hasta los 6). Muchos niños adoptados necesitan más flexibilidad - porque su primera tarea tiene que ser la adaptación a su familia. Incluso si llegan mayores, lo mejor no es que se vayan inmediatamente al colegio - porque antes de aprender la lectura y los números lo que necesitan aprender lo que es una familia, una madre, un padre, unos hermanos quizás y el lugar que ocupan en un hogar - no en una otra institución lleno de niños y cuidadores/profesores.




Como padres y madres, es importante que comprendamos esta realidad y que sepamos defender las necesidades de nuestros hijos - tanto ante las exigencias del sistema escolar como ante las exigencias del mundo laboral, que a veces no comprende porque hace falta una baja maternal/paternal en caso de adopción.




Profesores

Sería de gran ayudar para todos que los profesores comprendieron las necesidades especiales de muchos niños adoptados - tanto los que llegan con dificultades de vinculación (es decir, que no han podido desarrollar una relación de afecto con alguién - un cuidador, por ejemplo), como los que traen un historial complicado, como los que simplemente están pasando por etapas de confusión o preocupación por su condición de ser adoptados, o que están sufriendo por los comentarios de sus compañeros (tu madre no te quería, te abandonaron...).




Pero hay una serie de dificultades importantes: primero que los profesores se sienten sobrecargados por las exigencias del sistema y de los padres. Segundo, que la gran mayoría desconocen por completo estas posibles necesidades y ni siquiera están conscientes de que les pudiera ser beneficioso saber algo sobre este colectivo.




Escuchando a nuestros expertos, me ha parecido que las preguntas que debemos de estar haciendo los padres son los siguientes:


¿Cómo podemos hacer a nuestros profesores conscientes de los temas que afectan a nuestros hijos?

¿Cómo podemos persuadirles para que se hagan una formación básica?

¿Cómo podemos facilitarles esta tarea todo lo posible - quizás proporcionándoles una guía tan útil como Adoptar, Integrar, Educar de Lila Parrondo y su equipo de Adoptantis (Madrid?




Padres

En cuanto a los padres, surgieron dos puntos claves: Formación y Expectativas.


Los padres, nos tenemos que formar para comprender la situación particular de cada uno de nuestros hijos, para poder comprender porque siempre necesitan ante todo establecer una relación firme con nosotros y sentirse seguros y queridos antes de comenzar en el colegio. También tenemos que formarnos para comprender el significado de algunos comportamientos típicos que muchas veces sean mal diagnosticados como hiperactividad o déficit de atención cuando en realidad son muestras de inseguridad - no sólo durante los primeros meses sino también más adelante cuando un niño crezca y comience a darse cuenta de su realidad y preguntarse sobre el significado de esa realidad y crear fantasias y explicaciones que a veces provocan sentimientos negativos, culpabilidad, enfado, rábia etc. y que luego pueden afectar la motivación y el rendimiento en el colegio.




Por otro lado, los padres tenemos que trabajar muchísimo nuestras expectativas. Nuestros expertos advierten de que todos los padres quieren producir el próximo genio, el pequeño Einstein. Por supuesto que es importante apoyar a cada hijo para que desarrolle sus capacidades. Pero es clave también tomar en cuenta la realidad de cada niño, su historial, sus capacidades en este momento, sus necesidadas ahora mismo en esta etapa.




La presión que sentimos los padres para comenzar la formación de nuestros hijos cuanto antes y de exigirles al máximo para que puedan competir con los demás en el futuro, nos lleva muchas veces a tomar decisiones que quizás no convengan al niño en el presente y que le podrían a perjudicar más adelante. Porque algunos de nuestros hijos van a necesitar apoyo y más tiempo para adaptarse y para superar unos retos durante su niñez y también durante su adolescencia que los demás ni tienen que comtemplar. Someterles a una presión académica fuerte desde el primero momento - y también en momentos concretos a lo largo de los años - puede tener efectos negativos a largo plazo.




¿Estoy diciendo que los niños adoptados son menos capaces que los demás?




¡No! Sólo tenemos que pensar en Steve Jobs y muchísimas otras personas adoptadas que han llegado hasta dónde han querido (pero recordamos que Jobs fue adoptado al nacer y que tuvo una buena información sobre los deseos de su madre biológica que parece haberle servido mucho en la vida).


Lo que estoy diciendo es que los padres tenemos que mirar a nuestros hijos por quiénes son en cada momento, aceptando que quizás necesitan más tiempo y flexibilidad (mucho más de lo que permite el sistema educativo y la mayoría de los profesores) para consolidar sus conocimientos durante algunas etapas de su desarrollo. Tenemos que estar conscientes de que en algunos momentos claves tengan tareas importantes que hacer que no tiene nada que ver con la lectura y las matemáticas pero que más tarde repercutirán en el éxito escolar.


Una vez más, para más información, recomiendo la guía: Adoptar, Integrar, Educar



Y una vez más, gracias a los expertos que dedicaron su tiempo a compartir tanta experiencia y conocimientos con nosotros en la V Jornada de Adopción y Acogimiento de Asturadop 2011.




Y tú ¿Cuál ha sido tu experiencia con el sistema escolar, los colegios, los profesores y la adaptación de tus hijos?

11 comentarios:

Rosa dijo...

Buenísima la entrada, buenisimo el pdf y desconocido para mi. Gracias por la información.
Con tu permiso lo "copio" en mi blog http://rarezasdelaadopcion.blogspot.com/
Y si de paso, le puedes hacer publicidad, te lo agradecería un montón.
Un abrazo

Familia Boned dijo...

Muy buena entrada... creo que pone lo principal.. si he de destacar algo de todo lo mencionado es ESTAR y SENTIR a nuestros hijos... el periodo de espera tan tan largo que nos sirva para ahorrar y cuando nuestros pequeños vengan poder estar un año por lo menos dedicandonos a ellos conociendolos y que nos conozcan.
Creo que el Libro Adopción y Vínculo familiar te encantaría.
Y respecto a los profesionales... pues manuales existen yo me decanto por el de Madrid... otra cosa es que lo lean.
saludos.

Anónimo dijo...

Interesante Brenda

Te recomiendo también

Guía didáctica en materia de adopción
http://www.educa.jcyl.es/educacyl/cm/educacyl/tkContent?pgseed=1240389165963&idContent=80422&locale=es_ES&textOnly=false

Anónimo dijo...

Desde mi experiencia diría que es el desconocimiento lo que prevalece.
El sistema educativo y por tanto el colegio no reconoce la realidad del niño adoptado. No hay un protocolo de actuación.
Se ve la adopción como algo que fue, no como un proceso. Si el niño no tienen problemas escolares, el hecho adoptivo pasa desapercibido en el aula... y si los tiene son los padres los que tienen que "pelear" para conseguir la actuación del profesorado y es batalla perdida...
Todo los informes que mencionais y alguno más, junto con libros y artículos los hemos entregado en el colegio a los tutores, a la biblioteca... es inutil.
Pienso que hay un trabajo que hacer por parte de los profesionales, asociaciones, padres... en este área...
Hoy por hoy "salvese el que pueda". Siento ser tan negativo.

Mari Carmen dijo...

Corroboro lo que dice anónimo.Además añadiría que deja mucho que desear y ya no sólo a nivel de información postadoptiva,sino a nivel general.He visto mucha presión sobre los niños y más parece que hagan horario de adultos que de niños,pues continuan en casa como si estubieran en el colegio aún a temprana edad.....si se pretende con ello ser más Europeos que nadie en poco tiempo,lo único que se está logrando es un avance a la inversa y que parezca que los niños son más tontos que nunca y que no comprenden nada ,porque se les pone cosas por encima de su nivel y lo tienen que aprender como en el ejercito corriendo,sin poder practicarlo cuanto apenas,de tanto que tienen que dar ,tantos deberes y examen seguido casi semana sí semana no.............el juego a pasado a ser cosa de como mucho infantil.......despues viene la edad adulta,como si se menospreciara el hecho de jugar y pasara a un ranquin superinferior.
Ayer llegué del trabajo y eran las diez y media y aún seguía haciendo deberes.......se acostó sin terminarlos de tanto que tenía ......hoy se van de visita toda la clase por ahí y claro eso acarrea que luego todo se acumule en casa..........al final los padres acabamos siendo también maestros en casa,y eso despues de una jornada laboral ,más las labores del hogar acaba siendo agotador.
Lo anepdótico del tema es ver los resultados de los examenes según quien los corrija,porque para tratarse de niños de 7 años que en el curso anterior sacaban sobresalientes,he llegado a ver correcciones anepdoticas que más que incentivar desmoralizan.
Ejemplo:
- En la estanteria de clase había 194 libros y los alumnos han cogido 23 para leer este fín de semana .¿Cuántos libros han quedado en la estantería?
OPERACIÓN:
194
-23
-----
171

R:171en la estantería.
Pues bien en todos los problemas estaban bien y le ha quitado a todos puntos por no poner algo que es evidente : LIBROS

En otros mi hija escribía esto "62 en total".....y la maestra en rojo le ponía la palabra:
COCHES

Si hubiese para pensar que pudiera ser otra cosa,pues bien,pero es que no hay otro producto como para confusión ,por lo tanto ella lo daba por hecho.
Otro ejemplo anepdotico es:
Ordena las palabras para formar oraciones.No olvides las mayúsculas y los puntos.
frutas yo mercado en compro el verduras y
Pues bien la chiquilla a puesto:
Yo compro en el mercado frutass y verduras.
pintora aire al libre pinta un la paisaje
Y mi hija a puesto:
La pintora pinta al aire libre un paisaje.
Pues bien ambas frases le ha tachado el final......vamos que las dá por no correctas,como si no tubiera significado........así que los padres y los hijos tendremos que aprender también la psicología del cada maestro individualmente para saber como cada cual interpreta un examen......imagino que a lo mejor quedría que pusiera:
Yo compro fruta y verdura en el mercado.
La pintora pinta un pasaje al aire libre.
Por lo visto eso de que LO MISMO DÁ QUE DA LO MISMO..........hay quien no lo entiende.....
pues así varias cosas.....
luego cuando ellos cometen errores mejor no les digas nada aunque suspenda toda la clase por poner algo que no explicó.
Hablando con otras madres a nivel generalizado hay bastante descontendo en general con respecto a los colegios....
Yo desde luego no me gustaría ser ahora niño a esa edad.

Anónimo dijo...

Yo creo que los coles estan echos para los niños"normles" es decir cualquiera que se sale de esa normalidad tiene un handicap, ya sea por ser un poco mas listo, por ser un poco mas torpe, incluso por ser un poco mas alto o bajo de lo normal. No hay pupitres en esa aula la contestaron a una conocida mia cuando su hijo muy alto, no cabia dentro del pupitre que le correspondía.
Yo como madre no voy a formar a profesores sobre la realidad de la adopción, además como siempre caería en error lo que le puede servir a mi hija para curar sus heridas, puede no servirle al vecino, siempre he creido que el que generaliza se equivica y más aún ante estos casos donde ante una misma circunstancia dos personas pueden reaccionar de manera diferente. No estoy preparada y además como he leido ante los profesores consideran la adopción en pasado. y con 75 niños por curso donde como mucho habrá un adoptado y no todos los años, a lo mejor yo también preferiría formame en otros temas, que afecten a mas alumnos.
Respecto al abuso que hacemos de nuestros hijos apúntandolos a cientos de actividades extraescolares, ingles, ballet, música desde pequeño es una cosa que me tiene alucinada.
Mi hija tiene cuatro años y no va a nada "sólo" al cole y en el patio practicamente es la única junto a dos amigitas que se queda jugando, el resto se va.
Ahora las demás mamás nos miran como diciento que será de estas niñas que no estudian, solfeo, inglés, ballet, tenis......
Un saludo
María

Anónimo dijo...

Muy interesante el debate... ahora mismo, me parece uno de los temas fundamentales en mi vida, el del colegio. Y mi visión, la verdad, es más negativa que otra cosa... tengo la sensación de que nos limitamos a "sobrevivir a la escuela"... intentando minimizar los daños que esta ejerce en nuestros hijos...

También me gustó mucho el libro "Adopción y escuela" de Beatriz San Román.

http://madredemarte.wordpress.com/

Anónimo dijo...

No se dónde hay 75 niños por aula. Donde vivo son 25 y considero un deber profesional del maestro aprender sobre las multiples realidades de una clase (adoptados, minusválidos, emigrantes, TDA...).

NO tengo intención de formar a nadie sobre el tema de la adopción... pero si tengo que defender a mi hija de la ignorancia que puede socavar su autoestisma, hacerla perder el interés por aprender... y en último término empujarla al fracaso escolar.

El equipo pedagógico del colegio de mi hija despues de varias entrevistas tanto con nosotros como por el profesional que hemos contratado para trabajar con la niña y sobre toda para intermediar con el colegio nos dijo:

"Aceptamos que teníamos mal catalogada a la niña... pensábamos que era vaga y tenía una catitud negativa... no teníamos ni idea de su realidad... Es verdad que no hay niños vagos con seis años... que siempre hay algo si se muestran así... pero... asi pensábamos" Y ASI LA TRATABAN

Sobran comentarios

Familia Boned dijo...

Totalmente de acuerdo con el comentario de anonimo arriba indicado.. desde el principio hasta el fin...
De la responsabilidad del profesorado en cuanto al conocimiento de las características que todo adoptado tiene dejando aparte las peculiaridades de cada uno. Manuales del abordaje en educación los ahí, Madrid, Castilla y León, Pais Vasco los han publicado.
Los servicios de Bienestar Social y Menores, deben ir a los coles y formar y sensibilizar al profesorado tengo conocimiento de que hay comunidades en que se practica esto por demanda de profesores o asociaciones de padres....
saludos

Chiquita adorada dijo...

Buenísima entrada!! Nosotros, después de un no muy afortunado paso por una guardería/jardín de niños, encontramos un colegio buenísimo para nuestra nena con el sistema Montessori, en donde cada niño va a su ritmo, la atención es muy muy personalizada, el sistema es totalmente incluyente y los maestros siempre están dispuestos a escuchar y aprender. Mucho he hablado sobre adopción y me han permitido compartir lo mucho que he aprendido en mi andar como mamá adoptiva.

Conocí a Lila Parrondo en un congreso de adopción en México, una profesional de primera y un excelente ser humano.

Anónimo dijo...

Estoy en parte de acuerdo y en parte no. Hay niños con problemas y niños que no, hay niños adoptados que además de tener su pasado tienen problemas neurobiológicos, al igual que los niños que no son adoptados (TDA-H, Autismo,Asperger...)y deben de ser tratados de la mejor manera posible: terapia familiar, apoyo escolar, estimulación del lenguaje, medicación...lo que corresponda a cada caso y su problema teniendo en cuenta (como en cualquier caso médico, psicológico o pedagógico) los atecedentes.
Lo que sí que es verdad es que la coorinación entre profesionales es casi inexistente y que en el colegio hay que pelear cada año con uñas y dientes la atención a la diversidad cuando es necesaria.
En fin esto da para mucho...
Un saludo
Pepe Roqués