sábado, 22 de octubre de 2011

Apuntes y Reflexiones sobre Racismo y Discriminación




Pregunta: ¿Cuál debe de ser nuestra prioridad número uno a la hora de proteger a nuestros hijos del racismo y la discriminación?


Respuesta: Hacer que se sienten comprendidos.


Este fue el mensaje central del taller de Alberto Rodriguez Gonzalez, psicologo de Adoptia (Grupo Aginztari) el 15 de octubre 2011 en Málaga.

Voy a cumplir con mi promesa y compartir algo de lo que he aprendido en el taller - ¡pero sin poder contar ni la mitad! ¿Por qué? Por que no se puede reproducir este taller en un simple escrito - porque es una experiencia. Alberto tiene una forma muy especial de crear para los padres una experiencia inolvidable que nos ayuda a interiorizar el verdadero significado del racismo y la discriminación para nuestros hijos y de allí formular nuestras propias respuestas en situaciones difíciles. Así que recomiendo a todas las asociaciones que hagan un gran esfuerzo para traer a este gran profesional a su provincia para que todos los padres pueden participar en la experiencia que es este taller.


¿Qué es lo que tenemos que comprender?

Entre otras muchas cosas - que siempre duele ser diferente (a menos que eres el único que ha ganado la lotería...). Por mucho que los padres queremos quitar importancia al hecho de que nuestros hijos sean diferentes, duele. Es una realidad con la que van a vivir siempre. Si son de otra raza, son diferentes por muchos motivos - motivos que debemos de reconocer con sinceridad en vez de negar, sofocar e intentar borrar... Porque es así que les hacemos sentir cada vez menos comprendidos.

Como madre he tenido que reconocer que para mí duele no poder solucionar un problema para mis hijas. Pero estoy aprendiendo que a veces lo único que tengo que hacer es reconocer el problema y apoyarles - no arreglarlo todo. El simple hecho de sentirse acompañado y comprendido puede ser la clave para el otro.


¿Qué tareas tenemos asignado los padres a la hora de proteger a nuestros hijos?


Ante todo, tenemos que conocer su realidad, desde su perspectiva y no desde la nuestra. Los estudios de Alberto y sus colegas de Adoptia han demostrado que los padres tenemos poca idea sobre lo que realmente están viviendo nuestros hijos. Es algo que también se ha comprobado una y otra vez en EE.UU. donde ahora también estamos comenzando a comprender que los hijos adoptivos no quieren contar a sus padres lo que están viviendo. No quieren hacernos daño. No saben qué hacer. Muchos sufren durante toda la etapa escolar sin el apoyo de sus padres.


¿Cómo podemos hablar con nuestros hijos de estos temas?


Sé que existe entre los padres el miedo de abrir una caja de pandora si hablamos de estos temas. Algunos de nosotros estamos preocupados por si entonces nuestros hijos se hagan hiper-sensibles y comienzan a ver racismo por todas partes. Es como si hablar del racismo pudiera crear racismo o hacer que buscaran situaciones racistas que de otro modo no ocurrirían...


Nada más lejos de la realidad. Entrevistas y encuestas con familias minoritarias en EE.UU. han mostrado que los padres comienzan a "vacunar" ha sus hijos desde muy pequeños. Les explican lo que es el racismo y les van equipando con respuestas efectivas - desde el no hacer caso hasta contestaciones que dejan a los demás sin palabras.


Por mi parte, hace unos meses decidí simplemente hablar con mis dos hijas más pequeñas sobre el hecho de que existe algo que se llama racismo, que hay personas en el mundo que piensan que por ser de otra raza tú eres peor y ellos son mejores - y que luego tratan mal a las personas que ven como diferentes... Las dos tenían muchas preguntas que intenté responder lo mejor posible. Lo dejamos allí, sin entrar en qué es lo que haríamos ante una situación racista. Fue un pequeño comienzo.



¿Qué hacemos ante una incidencia racista?


Alberto ha destacado la importancia de nuestras respuestas como madres y padres ante cualquier muestra de racismo. Quizás no haya una fórmula exacta de lo que tenemos que decir o hacer, pero hay que hacer algo. No podemos dejar a nuestros hijos desprotegidos ante comentarios y actuaciones inadecuados. Tenemos que dejar claro que no toleramos la intolerancia, que no aceptamos el mal trato, que no hay lugar para los estereotipos, las bromas racistas, los comentarios incomprensibles - y que da igual las intenciones. Por mucha ignorancia que haya detrás, tenemos que hacer algo. Nuestros hijos necesitan saber que nosotros estamos con ellos, que pueden contar con nosotros.


En mis lecturas de consejos desde EE.UU. muchas veces he leído que tenemos que enseñar a nuestros hijos a no hacer nada, a simplemente dar la espalda y alejarse de una situación inaceptable. Ahora veo que quizás ese consejo esté mejor adaptado a una sociedad como EE.UU. donde mucha gente de bien vive con el miedo (fundado o no - porque en realidad, una persona normal y corriente tiene poca posibilidad de enfrentarse con esto) de que alguien podría sacar una pistola o un rifle...


Tengo que confesar, que muchas veces no he dicho nada ante un comentario racista dicho por una persona que claramente no era violenta. Creo que me he escondida detrás de un consejo que no tiene mucha aplicación práctica en España (y quizás tampoco en la mayoría de las situaciones en EE.UU.). Los peores comentarios que yo he escuchado han venido de personas "normales" pero simplemente ignorantes sobre lo que significa pertenecer a otra raza, personas que se guian por sus estereotipos a la hora de relacionarse con personas de otros lugares...



No es fácil reaccionar ante un comentario o una broma racista inesperado. NO ES FÁCIL. Por eso, tenemos que formarnos, participar en talleres prácticos con el de Alberto Rodríguez, conseguir guías útiles hecho por expertos cómo él o Lila Parrondo que tienen muchísimo contacto con los niños y los jóvenes, que conocen bien lo que están pasando y que pueden compartir ideas con nosotros los padres.

Pronto tendremos la posibilidad de bajar de Internet una guía muy práctica sobre racismo que ha creado Adoptia. Está hecho en forma de comic (dibujos) para compartir con nuestros hijos, para leer con ellos y comentar situaciones, reacciones y sentimientos comunes que quizás no saldrán a la luz de otra forma. En cuanto esté disponible, colgaré un link aquí en el blog.


Por otro lado, la guía de Adoptantis Adoptar, Integrar y Educar dedica una sección a "Prevención de Situaciones de Maltrato, Discriminación y Racismo". Contiene información y consejos muy útiles para padres y profesores.


¿Qué es lo que estamos haciendo ahora mismo?


Por mi parte, estoy buscando más formación y estoy haciendo un esfuerzo para formar a mis hijas sobre lo que significa el racismo y cómo debemos de actuar ante un comentario racista. Lo hemos hablado. Lo seguiremos tratando de vez en cuando. Ahora estamos preparados para la fase de los Role Plays... Suelen ser muy interesante como la creatividad de los niños es infinita. Luego os contaré.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Gracias Brenda por acercanos un poco a esa charla que sin duda fue superinteresante.....que bueno sería que estas charlas se pudieran visualizar en las redes en forma de video.
GRACIAS
Mª Carmen

Rosa dijo...

Gracias Brenda por el esfuerzo de tenernos informados.... y buenísima idea M Carmen..!!!
Brenda me permites poner un esquema de lo que has comentado en tu blog?? con un link hacia tu blog..
gracias

M. dijo...

Gracias Brenda por tus comentarios sobre este tema tan interesante y preocupante.


Marian

Anónimo dijo...

Gracias por el resumen. Es uno de los temas que más me preocupan... Y yo soy de las que piensan que es importante NO dejar pasar los comentarios racistas. Siempre me sorprenden los padres que dicen "si nosotros no le damos importancia (a un comentario racista) nuestros hijos no se lo darán"... No, nuestros hijos pensarán que no tenemos ni idea de lo que es ser negro... Hace algunos días, comiendo con gente del trabajo, hicieron un par de comentarios racistas. El primero lo dejé pasar, y me quedé pensando que debería haber respondido... cuando hicieron el segundo lo hice, de muy buenas formas... si me dolió a mí, ¿cómo no va a dolerles a mis hijos? ¿cómo no va a dolerles que su madre no le dé importancia?

http://madredemarte.wordpress.com/

Anónimo dijo...

Muchas gracias Brenda,como siempre tan al tanto de los temas y tan objetiva.
Precisamente ahora me debato con el colegio de mi hija en este tema y me es de gran apoyo contar con tu opinión.
Esperare con los brazos abiertos el link que comentas.
Un saludo,

Maria Jose

Anónimo dijo...

Hola. Yo tengo el link de la guía de Adoptia. Está colgada en la página de Apega.org y es el siguiente:
http://www.apega.org/attachments/article/570/Previniendo%20actitudes%20de%20discriminaci%C3%B3n_castellano[1].pdf
Un saludo
Marta

Anónimo dijo...

Creo que no he pegado bien el link, a ver si ahora:
http://www.apega.org/attachments/article/570/Previniendo%20actitudes%20de%20discriminaci%C3%B3n_castellano[1].pdf