domingo, 4 de mayo de 2008

Con vistas al futuro


Foto: GOAL es una ONG formada por adoptados de Corea del Sur y ciudadanos Coreanos que quieren fomentar relaciones entre los adoptados y su país natal.
Cuando hablamos de adopciones internacionales, muchas veces tenemos la sensación de que estamos en nuevo territorio y de cierta forma, es verdad - si por ejemplo contrastamos la combinación de países participando en la adopción hoy con los que predominaban ayer.

Sin embargo, no debemos descartar sin más la experiencia de tantas familias que se han formado a través de la adopcion internacional a lo largo de los últimos casi 60 años.

¿Podéis creer que según las estadísticas del gobierno de Corea del Sur, en 1997 ya habían sido enviados al extranjero 200,000 niños de su país? A partir de los años 50, primero los huérfanos de la guerra y luego los hijos de madres solteras de Corea del Sur salieron para unirse con familias de E.E.U.U., paises Escandinavos y del oeste de Europa.

Aunque la evolución de los adoptados de Corea del Sur puede ser muy distinto a lo que veremos con las niñas nacidas en China o los hijos que vienen del Este de Europa, de África o Latinoamerica, creo que puede servir de ejemplo de lo que es posible - más que nada de que no podemos ni imaginar de lo que serán capaces nuestros hijos.

El caso de Ami Inja Nafzger es ejemplar. Ami fue adoptada de Corea del Sur cuando tenía cuatro años. Creció en E.E.U.U. con su madre Norguega y su padre Suizo y con sus cuatro hermanos "caseros" (como dice Ami para referirse a los hijos biológicos de sus padres). Hasta llegar a la universidad Ami no había visto de cerca ninguna persona de orígenes asiáticos - incluso, dice, esas personas le daban miedo. Sin embargo, la directora de la asociación de alumnos pan-asiáticos de la universidad - al ver que Ami se encontraba sóla - la persegió durante 2 años hasta convencerla a entrar en el grupo. De allí Ami empezó a conocer una gran variedad de culturas asiáticas y a sentirse más cómoda con si misma, su aspecto, sus raices...

Hoy, Ami es conocida en el mundo de adoptados de Corea del Sur como la fundadora de GOAL, un grupo que ayuda a estas personas a volver a su país, conocer su patrimonio cultural, aprender el idioma (si quieren), buscar información sobre su pasado e incluso trabajar y vivir en su país natal si es lo que desean hacer.

Con 21 años Ami fue a Corea del Sur para trabajar como profesora de inglés. La experiencia fue tan difícil y se sintió tan rechazada por los Coreanos (que historicamente no tiene lugar para huérfanos) que decidió fundar GOAL (Global Overseas Adoptee's Link).

Hoy GOAL es una ONG reconocida en Corea del Sur. Sirve de puente entre los adoptados que vuelven y todo lo que necesitan en su país natal. Les ofrece cursos sobre la cultura de Corea, clases de idioma gratis, ayuda para buscar a sus familiares biológicos (tiene una base de datos con información de familias Coreanas que quieren saber que ha sido de sus hijos y adoptados de todo el mundo que también se registran allí). También han hecho un labor importante para conseguir cambios en la ley de inmigración de Corea del Sur para que los adoptados pueden conseguir papeles para vivir y trabajar en su país natal.

GOAL es sólo una de varias ONG trabajando en Corea del Sur para cambiar las actitudes tradicionales que ha producido una cultura milenaria patriarca. Allí todo depende del padre - y no tener padre siempre ha significado no pertenecer a la sociedad. Por eso aún hoy, tantos años después de la guerra que dejó tantos huérfanos, las mujeres solteras siguen entregando a sus hijos, sabiendo que sin la firma del padre tanto el niño como la madre no tienen futuro.

Como digo, GOAL es sólo una organización entre varios. Se puede decir que hoy en día los adoptados de Corea del Sur están muy bien organizados. Han utilizado los medios de comunicación de su país natal para su bien, para cambiar ideas, para presentar a los adoptados al país entero. Parece que incluso las reuniones entre adoptados y familiares biológicos es un tema popular para la televisión. También hay organizaciones Coreanas que se ofrecen para pagar las pruebas de D.N.I.

Hay que pensar que cuando los padres adoptivos recibieron a sus hijos de Corea hace 60, 50, 40 o incluso 30 años - nadie pensaba que esos hijos podrían algún día re-encontrarse con sus familiares en ese país tan lejano. Era sencillamente imposible. No había suficiente información sobre estos niños. Muchos habían sido "abandonados" en lugares públicos, en la puerta de un orfanato, en la estación de policia local o en un hospital...

Esto sueno mucho a lo que sabemos hoy en día de las niñas que proceden de China. Alguna vez, hablando con amigos, ha surgido la pregunta: "¿Sería posible que algún día estas niñas podrían de algún modo conocer a sus padres biológicos en China?"

No tengo respuesta. Pienso que hay diferencias muy importantes entre la cultura - y sobre todo la política - de China y Corea del Sur. No sé. Pero no lo descarto. Pienso que hoy en día el mundo está cambiando tan rápido que lo más probable es que ni podemos imaginar lo que el futuro nos traerá.

Lo que sí sé es que habrán organizaciones. Habrán ONG. Y serán aún más organizados, más unidos y mucho más fuertes que los que nos sorprenden hoy en día desde Corea del Sur. Lo sé porque los adoptados de Corea del Sur ya se están prestando ayuda a otros colectivos de familias adoptivas para facilitar información, consejos y ayudas - para que sea aún más fácil para sus hijos de lo que ha sido para ellos. Parece que sobre todo les interesa hechar una mano a las familias de las niñas que han salido de China - y esto podría ser porque a nuestras familias nos interesa mucho la experiencia de Corea por su proximidad al país natal de nuestras hijas, por su cultura asiática (por muy distinto que puede ser a la cultura China).

En cuanto a lo que es posible en un futuro no tan lejano, sigo pensando que todo es posible. Sé que hay niños adoptados de Latinoamerica que han encontrado a sus familiares. Hay padres adoptivos que han buscado los familiares de sus hijos en paises lejanos para luego mantener abierto la comunicación a través de cartas y fotos. Hay incluso detectives internacionales que se ofrecen para este tipo de caso (¡he visto el anuncio de Google de uno de ellos en este mismo blog!). Es que cada vez más está reconocido necesidad que muchas personas sienten para conocer todo lo posible sobre sus raices para sentirse completo - y por eso los padres adoptivos muchas veces se involucren en el tema mientras que sus hijos todavía sean pequeños.

Creo que en cuanto al futuro, lo mejor es mantenerse abierto a todas las posibilidades. Por eso, creo que si a uno le molesta o le asusta el idea de que su hij@ podría querer algún día volver a su país natal para pasar una temporada, para estudiar, trabajar, viajar o para re-encontrarse con familiares - mejor hacer las paces con esa posibilidad cuanto antes, porque para formar parte del futuro de nuestros hijos tenemos que ser capaces de seguir a su lado.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Brenda,

De nuevo gracias por todos el trabajo que estas haciendo. Comentarte que existe una asociacion (fundada en USA) que se basa en el mismo concepto que GOAL pero con niñas, adolescentes y adultos adoptados en China. Se llama Global Girls Global Generations. Estuvieron en Barcelona hace maas o menos un mes dando una charla, que esta colgada en la web de AFAC.
Otro dia con mas tiempo (estoy en el trabajo) te comento algunas reflexiones sobre el tema.
Saludos, Joana

Brenda dijo...

Es fantástico. He visto que tienen incluso AFAC TV - algo que voy a ver en casa (también estoy en el trabajo :).

Personalmente me ilusiona muchísimo las posibilidades que tienen nuestros hijos en el futuro para encontrarse con sus paises natales - conocer la cultura etcétera - incluso buscar familiares. Como digo, pienso que sus organizaciones y asociaciones van a superar con creces los que hay hoy en día, gracias al intercambio de experiencias y al Internet, entre otras cosas.