martes, 1 de mayo de 2012

"Lazos" de Sangre


En inglés decimos "La sangre es más espesa que el agua" para justificar un grado de lealdad entre familiares que no puede - según la creencia popular - nunca ser igual entre las personas que no estén entrelazados por la sangre. En español, me parece que se dice "la sangre tira". Lo que no sé es hasta qué punto estas creencias afectan igual a las familias adoptivas en paises angloparlantes que en los de habla española - y es interesante considerarlo porque la información que recibimos sobre la adopción proviene en gran parte de Estados Unidos.

La Doctora Mary Watkins es psicóloga clínica; su colega la Doctora Susan Fisher es psicoanalista y profesora de psiquiatria de la Universidad de Chicago. Las dos son madres adoptivas y a las dos les sorprendieron los comentarios que recibieron una vez que habían decidido adoptar. "Nos hemos encontrados en situaciones sociales donde las personas (normales y corrientes) nos han criticado por hacer algo peligroso, estúpido o arriesgado."

Describen la clima en EE.UU. como una cultura donde hay padres que ruegen a sus hijos adultos no adoptar y donde las leyes de la mayoria de los estados diferencian entre hijos adoptados e hijos biológicos, excluyéndoles de las herencias si no hay mención explícito de ellos (en el testamento). "El nuestro es una cultura en la que algunas parejas pasarán años intentando concebir a un niño y luego preferir quedarse sin hijos en vez de "arriesgar" la adopción o intentar amar a un niño que no experimentan como suyo. Es una cultura en la que la infertilidad se ve muchas veces como una señal de que uno no es apto para tener hijos, en vez de simplemente un estado biológico.


"Nuestra cultural, como la mayoría, considera que 'nuestros' genes son mejores que los de 'otros' - sean de otras clases, otras razas, otras religiones, otras naciones, otras culturas. Y experiencia al contrario no cambia esta actitud."


Está claro que - por lo menos en la mente de las personas - existen en mi país, unas creencias sobre "lazos de sangre" que confieren un valor especial a la biológia. ¿Es igual en España y en los países de Latinoamérica? Me gustaría saberlo.

El concepto de familia que he tenido la gran suerte de conocer - y vivir - en España durante los últimos 16 años es tan distinto a lo que experimenté en EE.UU. durante los primeros casí 30 años de mi vida. Esto me hace pensar que quizás aquí cuando alguién dice que "la sangre tira", no significa exactamente lo mismo que cuando lo decimos en USA.

Sin embargo, de vez en cuando alguna madre española me ha dicho algo como:

"Adoptar me parece muy bien, pero no sé si yo sería capaz de querer a un hijo que no fuera mio."

Está claro que ve algo especial en los lazos de sangre que comparte con sus hijos, que cree que de alguna manera, la sangre tira, que es "más espesa que el agua"...

¿Es posible que aquí también hayan personas que creen que la vía biológica representa la fórmula más correcta y segura de crear una familia - y que la falta de vínculos biológicos es inferior y puede ser problemática?

¿Es posible que aquí también hay familiares que no aceptan a un miembro adoptado por no compartir los mismos genes?

¿Podría ocurrir, como he leído en un libro de USA, que un familiar no quiere permitir que una persona adoptada herede objetos de valor sentimental de la familia?

Desde adoptar a mi hija, he recibido muchísimos comentarios tanto en España como en USA, comentarios de todo tipo. A veces me pregunto cuantos tienen sus raices en la importancia que damos a los lazos de sangre... También me preocupa como esta forma de pensar puede afectar a mis hijos, a nuestra familia.











15 comentarios:

Samaiaui dijo...

Brenda,

No suelo comentar mucho en tu blog, pero el tema de la sangre es algo curioso y muy extenso de explicar. Hay familias muy grandes en las que no se llevan bien entre ellos y es un suplicio las reuniones o fiestas familiares, y hay otras que pueden ser igual de grandes o pequeñas y se quieren muchísimo.

Los lazos, aunque sean de sangre hay que ganárselos con el día a día.
El lazo biológico tiene un deber implícito a todo tipo de responsabilidades y deberes, pero creo como futura madre adoptiva y ya biológica, que la capacidad de establecer lazos de amor con un ser ajeno biológicamente hablando, no la tienen muchas personas. Es ahí cuando les asalta esa incredulidad de que otra persona pueda querer a un hijo que no ha parido.

Una madre no lo es sólo por alumbrarte, debe reunir muchas otras cualidades que la hagan merecedora de ese título.

saludos

Anónimo dijo...

Esa mentalidad y forma de sentir, algo que va junto, se da también en España...Son muchas las personas que me han dicho que "ellas no están preparadas para adoptar, pues no creen que pudieran querer a ese niño como si fuese suyo"...En fin...no coment...
Yo cuando alguien me sale por peteneras de ese tipo, siempre le contesto igual..."nuestros hijos no son nuestros, somos nosotros los suyos de manera incondicional" y, para empezar, le desmonto esa teoría de "nuestros hijos por la sangre"...
Tengo a dos hijos del corazón y...soy la primera de mi familia y, de momento, única que ha parido así...y...son absolutamente aceptados por todos y amados en el mismo nivel por toda mi familia cercana...Sí que denoto, una mirada penosa, en algunas de mis tías hacia ellos...una mirada que no tendrían si fuesen biológicos, seguramente...
Brenda...me gustaría que explicaras cuál es esa diferencia familiar entre EEUU y España y en qué influye exactamente y hacia qué sentido, con respecto a la adopción de nuestros hijos y la importancia de la sangre...Un abrazo y gracias por tus aportaciones, son realmente profunda e importantes...
Pilar

Elena dijo...

Hola Brenda. Creo que aquí en España también hay algo de esto, o mucho...aunque por ejemplo lo del tema de la herencia me ha dejado fría. Un hijo adoptado tiene toda la legalidad y derechos que un hijo biológico, por tanto en cuanto a temas de herencias etc pues igual, que yo sepa, eso en España no ha pasado.
Puedo aceptar, aunque no comprender, que haya personas que les cueste creer que se pueda querer igual a un hijo que no has parido que a otro que haya nacido de ti. Puedo hacerlo porque he conocido personas a las que no veo preparadas para adoptar, que tienen una forma de ver las cosas y de ser que no las hace "idóneas" para adoptar. Cuando adoptas tienes que asumir, y aceptar incondicionalmente que esa personita no ha nacido cuando ha llegado a ti, que tiene un pasado, que pueden ser meses o años. Hay personas que no aceptan eso, en sus comportamientos o en sus afirmaciones se refleja que para ellos es borrón y cuenta nueva.
Creo que el problema generalizado es que se ve la paternidad adoptiva como de segunda categoría, que no es tan "auténtica" como la biológica. La cuestión es que muchas personas ven que si has adoptado, en realidad no es un hijo tuyo, es como si fuera un visitante en tu casa, es alguien que puedes devolver si te da problemas... en fin, que no se considera como hijo real, hijo tuyo. Una vez , una persona , hablando de niños adoptados mayores que tenían dificultades importantes de comportamiento social y algunos que se habían "devuelto", me dijo: es que es muy duro aceptar que encima que no es tuyo tengas estos problemas. Yo me quedé alucinada y le dije: ese es el problema, que se considera que no es su hijo de verdad, los hijos son hijos, no se pueden devolver, la adopción tiene la misma validez legal a todos los efectos.
Este fin de semana hemos ido al cine a ver "Los invencibles". Pues resulta que el malo es un personaje que fue adoptado y el hermano, hablando con los demás miembros del equipo de invencibles, le dice: no os metáis con mi hermano, y entonces uno del equipo le dice: es que ha matado a 50.000 personas, y entonces el hermano dice: bueno, es que es adoptado. Yo me quedé un poco fría, además íbamos con mi hijo, él no se enteró muy bien, pero me dolió, porque además hubo gente en el cine que se rió.
Queda mucho por hacer, quizá tenemos nosotros que educar un poco, al menos a los que están alrededor nuestra.

Elena

Anónimo dijo...

La consideración social que tiene la adopción en España ha cambiado mucho en los últimos años. Yo recuerdo hace 30 años, que la única niña adoptada que conocía era la hija de unos amigos de mis abuelos, y las cosas que decían mis abuelos de la adopción ponían los pelos de punta... "nunca salen bien",... "con esos niños nunca se sabe"... "son unos desagradecidos"... "a saber qué genes llevan"...

En esa época, además, no se solía decir a los hijos (y menos a la gente de fuera de la familia) que eran adoptados, era algo que se llevaba en secreto, se ocultaba, como si fuera malo.

Luego vino el boom de las adopciones y el asunto se empezó a normalizar... hay mucha gente que conoce y comprende lo que es una adopción, mucha gente que lo ve como una forma más de formar una familia... y sin embargo... aún queda mucho de esa mentalidad de 3 décadas atrás, estas cosas no se cambian de un día para otro, como dicen las personas que han comentado antes, hay mucha gente que distingue entre hijos "propios" y adoptados, o que piensa que se pueden devolver, etc.

La legislación española equipara a los hijos adoptados con los biológicos, la filiación no tiene ninguna importancia cuando se habla de herencia o de derechos y deberes...

... sin embargo, no olvidemos que esta legislación es muy reciente, yo recuerdo cuándo se cambió (no recuerdo cuándo fue, pero sé que estaba de cuerpo presente), porque hasta el momento sí se diferenciaba por tipo de filiación.

http://madredemarte.wordpress.com/

Lidia dijo...

Mira, creo que las compis blogueras ya lo han explicado bastante bien. Como ves en España pasa como en el resto del mundo, hay de todo. Aunque en este tema se está evolucionando mucho en los últimos tiempos. Yo considero que influye mucho el nivel intelectural-cultural de la gente (aunque no se si me explico..).
Un saludo.

laura dijo...

Pues si, creo que no hay diferencia en la moralidad de entender la adopción, si en la legalidad, aqui tienen ambos los mismos derechos legales, aunque todos conocemos algun caso en que los hijos bio han recibido mas herencia que los adoptivos (vease Rocio Jurado) pero hay que expecificarlo si no tienen los mismos derechos.
En mi opinion no todo el mundo esta preparado para este tipo de paternidad-maternidad. Creo sinceramente que es simplemente una maternida mas evolucionada, pues tienes que tener una mente , corazon y emociones mas libres, abiertas y trabajadas....
me encanta leerte y no siempre tengo tiempo....
un beso
laura (del ifad).

calzascortas dijo...

Hola Brenda. Me encanta leerte. Yo creo que ya más o menos se ha dicho todo, me parece curioso que además si los adoptados son transraciales, parece que es todavía peor, más segunda clase. Comentarios como "pero la niña no es tuya, tuya, ¿no?"... En fin, paciencia que la ignorancia es muy mala.

Anónimo dijo...

Cuando hace unos años -tenia yo unos 25- manifesté que seguramente de más mayor querría adoptar, mi madre me dijo firmemente y para quitarme cualquier ilusión al respecto, que ella no iba a querer igual a un nieto de sangre que a uno adoptado. Conozco a mi madre y no se trataba de una cuestión racial; es que el hijo/nieto adoptado, por decisión, al menos inicialmente, iba a ser un extraño. Ella dejó claro que tenía cosas que decir al respecto, y en su momento me afectó mucho como lo dijo. Creo que contesto a tu pregunta.

Anónimo dijo...

Es que la sangre es MUY importante.
Yo soy madre adoptiva (y bio) y le doy muchísima importancia a la sangre de mi hija: adoro cada uno de los leucocitos y plaquetas! adoro esa sangre que corre por sus venas y que comparte con otros padres (y quizás hermanos).

Un amigo me dice con frecuencia: "simplify your life!!!"
Pues eso intento y me resulta imposible pensar en un hijo más hijo que el otro. Pero esas cosas no son creencias ni de educación, se sienten, en mi caso, con el instinto más básico. Tan básico que no comprendo (pero allá cada uno) que no sea así para todo el mundo.

Un abrazo,
Eva

REciclandeando dijo...

Hola a todos:
Nosotros estamos en el primer paso para adoptar un niño:la valoración; Hemos decidido tener un hijo por este camino, no sé si más díficil que el biológico o no. Creo que hay un salto generacional muy grande, todos nuestros amigos han tomado la noticia con alegría y nos han dado la enhorabuena; de los 35 para arriba la pregunta ha sido ¿teneís algún problema? Nuestros padres están aún alucinando y no saben si tomarselo en serio.
En fin que lo importante y nadie capta lo importante que viene siendo que vamos a ser papas y a formar una familia¡¡¡
Un abrazo a todos

Belén

Mari Carmen dijo...

Eso me recuerda hace algunos años cuando una señora me dijo que no se querian igual.
Yo me giré y le dije:
- ¡cuántos papas pensarán como usted y quedrán a sus hijos con locura pero sin embargo no sabrán que los han adoptado!
Algunas personas que estaban por allí,entendieron la frase con segundas y se rieron........por supuesto la mujer ya no rechistó,porque en esa frase se desmentía e iba a pique:
el amor por la sangre:-)))

Ana dijo...

En latinoamerica es igual que en Espanna, pues tenemos fuerte herencia espannola en nuestras creencias. Dentro de mi familia he recibido ofensas alusivas "a la sangre" miradas de familiares muy despectivas donde no disimulan sentir asco por tener un adoptado dentro de la familia. Conozco otros casos de adopcion en mi pais y hablando con otros adoptados les ha ocurrido lo mismo que a mi. La discriminacion es un problema serio. En un diario local
publicaron esta semana que los latinos prefieren que los ninnos sean dados en adopcion a extranjeros que adoptarlos pues temen que por tener sangre diferente tengan alguna discapacidad, conducta desadaptada o defecto fisico.

Anónimo dijo...

yo ahora que soy madre, de dos hijos tengo que decir que por.supuesto la sangre tira, es increíble esa sensación de estar creando a un ser en tu vientre (por lo menos, asi lo sentí yo),pero tambien creo en el amor del corazón, o creía, porque actualmente todos, más bien todas las hijas adoptadas que conozco son unas desagradecidas con sus madres, caprichosas y contestonas, y yo que quería adoptar me dio el pánico al pensar...de dónde vendrá? porque unos padres que abandonan a sus hijos...no me extraña que la.mayoría (de los que conozco)sean asi viendo de las clases de personas que vienen..
y hoy me alegro de mi decisión y de como son mis hijos, porque la genética tambien hace mucho (y ese fue mi miedo).

Anónimo dijo...

Adopté hace 14 años a una niña china, soy madre soltera y le he podido dar todo lo que creía conveniente, e intentado educarla en valores, pero actualmente estoy desesperada, no me respeta, me contesta mucho y le falta levantarme la mano...no estudia, sólo exige DE TODO, no hace favores ni un vasito de agua ...está todo el dia con el movil, tengo casa en la playa y se niega a ir porque alli no estan sus amigos, ahora me pide ir a un instituto privado cuando siempre ha estado en publicos porque es "mas pijo" y diceque eso le gusta...no puedo con ella, no me da ningún tipo de cariño, yo a ella si pero me rechaza. no se que hacer.

Anónimo dijo...

anda...que está muy bonito lo de adoptar ..claro..y que todos somos iguales...y que la mujer esté liberada..(casa, niños, y ahora más trabajando...gym...) que tonterías,lo unico que se hace es complicar mas la vida. venga Cria cuervos y te sacarán los ojos...jamás adoptaría, porque no sé quienes son los padres, luego no sé qué problemas de alcoholismo, maltrato...mantienen, está demostrado que se está más o menos predispuesto genéticamente. conozco casos que me ponen nerviosa de adoptados insoportables..
tambien los habrá naturales insoportables pero es que TODOS los adoptados que conozco son asiiii por algo sera no? si hubo boom deberían hacer un estudio de como estan actualmente esos niños y niñas...os sorprenderiais