viernes, 6 de febrero de 2009

¿Adoptamos o No?




Me parece atrevido y... valiente el reciente artículo de Beatríz San Roman en la página "Para Saber Adopciones". Puede que no sea fácil leer el reportaje "Situación Actual de la Adopción Internacional" por que es una llamada a que los padres hagamos una dura reflexión sobre la realidad de la adopción internacional.

Mi primera experiencia chocante con los argumentos en contra de la adopción internacional fue al leer "Los de Fuera por Dentro - Escritos sobre la Adopción Transnacional". Ya lo he comentado algunas veces en estas páginas, pero para resumir, está escrito por adultos que generalmente fueron adoptados de países en vías de desarrollo cuando fueron bebés o niños pequeños, pero también incluye escritos por afroamericanos o americanos nativos ("indios") adoptados por familias blancas. En general son personas con mucha formación académica y son muy críticas con la forma en que la adopción internacional ha sido gestionado para que sea hoy en día lo que llaman "una industria" o "un mercado".


Me quedé helada al leer algunos de sus ideas, opiniones y comentarios. ¿Podría ser verdad que yo, por adoptar a mi niña, estaba fomentando la desigualdad en el mundo?


La verdad es que el libro está escrito por personas bastante radicales - es cierto. También es verdad que en general, reconozcan que la adopción representa una solución imprescindible para millones de niños (muchas veces ellos mismos incluidos). Mi impresión es que el libro no es una llamada para abolir la adopción internacional, sino un especie de despertador (¿una bomba?) - quizás una llamada pedir más reflexión y más involucración de todos para conseguir soluciones verdaderas para los países "emisores" de bebés y niños (¡que duro suenan esas palabras, pero así hablan en el libro).


El reportaje de Beatríz San Roman sugiere - me parece - que lo que debemos de hacer es pensar mucho más en los niños considerados "no adoptables" de 5 años en adelante o con problemas especiales, que de verdad no tienen a nadie y tengan tampoco muchas posibilidades para el futuro. Lo ideal sería que más de nosotros nos sintieramos capaces de integrar a estas personitas en nuestras familias.


Sin embargo, es lógico que muchísimas familias tienen miedo de adoptar a un niño mayor. Todos sabemos que cuanto más tiempo el niño pase en malas condiciones o simplemente dentro de una institución, mayores son los riesgos de que sufran problemas a largo plazo.


Problemas. Es una palabra curiosa. Porque al escucharla - o incluso sólo pensar en ella - lo único que queremos es alejarnos lo más rápido posible. A los problemas las queremos evitir, evadir, olvidar y como no - ignorarlas incluso, si es posible. ¿Quién quiere problemas?


Pues eso es el gran "problema" de la adopción internacional. Esta pensado 100% para evitar problemas. Por eso tenemos el lujo de pasar por el gran juicio (el proceso de conseguir la "idoneidad" - una palabra que me parece ridícula cuanto se junta con otras como "madre" o "padre").


Todo está pensado para evitar problemas. Hay que escoger a los padres perfectos para que no haya problemas y así el gobierno no tenga que cargarse con el niño... (Creo que es lo único que les importa al final - o ¿Es que los políticos se preocupan de verdad por la felicidad de nuestras familias?).


Sin embargo, la dura verdad es que la adopción tiene como raíz problemas. Tenemos la oportunidad de adoptar a un niño por el simple hecho de que haya pasado algún problema para separarle de su familia biológica.


La adopcíon surge de problemas sociales y políticas, nace de una fuente de injusticia - y eso no se puede evitar. Somos nosotros quienes tienen que profundizar el las problemas de la adopción porque ahora forman parte de nuestras familias: son temas que van a preocupar a nuestros hijos de una forma u otra durante el resto de sus vidas - y si no nos interesa lo suficiente como para considerarlos y hablarlos, se harán más grandes todavía.


Pienso que para enfrentarnos a los problemas y unirnos en la búsqueda de soluciones duraderas para todos hace falta cambios radicales en el proceso mismo para adoptar. Hace falta que el proceso gira alrededor de la búsqueda de soluciones en vez de la huida de problemas.


Si el sistema se centrara el 100% en la formación y el apoyo, todo sería diferente. Pienso que hay muchísimas familias que estarían más dispuestas a recibir con alegria a cualquier hijo que les llegara sin importarles ní el sexo, ni la raza, ni la edad. Es cuestión de sentirte informado y apoyado.


Los problemas hay para solucionarlas. Sirven para hacernos más fuertes, más inteligentes, más creativos y mejores personas. La solución de las problemas de la adopción internacional no acabarán nunca con la adopción. Sólo harán que sea una solución de verdad en vez de la raíz de más problemas...

16 comentarios:

Elyismagic dijo...

adopction para siempre :)))))

un abrazo muy grande amiga

Sonia dijo...

Hola Brenda, es un tema que da para pensar... y mucho. Antes de adoptar a nuestro hijo tenía la adopción muy idealizada, un niño necesitaba una familia y unos padres quería un niño, ¿que mejor unión?. Pero ahora dos años después, durante todo esto tiempo no me he desvinculado de las familias que siguen esperando a sus hijos, y veo que cada vez las cosas están peor. Cuando se abre un país, parece todo mas o menos legal, hay niños y pocas familias, pero cuando es al revés, cuando hay muchas familias y pocos niños, entonces viene el negocio. En países pobres es fácil hacer negocio, y esto no debería permitirse. No sé si al final hacemos bien.. Yo no me arrepiento de haber adoptado a mi hijo, pero no creo que vuelva adoptar sabiendo lo que sé.
Un beso y gracias, como siempre.
Sonia
PD; EL libro que comentas "Los de fuera por dentro..", ¿esta en español?

Brenda dijo...

Como siempre: ¡Gracias por participar en mi blog!

El libro no está en español que yo sepa. Es una pena de verdad. Hay tantos libros que deben de estar traducidos - es lo que me ha inspirado para hacer el blog. Todavía hay demasiado poco en español - algo que espero que cambie pronto.

Brenda

maría dijo...

A mi personalmente me parece que Beatriz San Román es un poquito dramática.
La adopción, los problemas,..
Tener hijos biológicos tambíem si lo miras bien puede ser un problema, puede tener problemas de salud, psicológicos, puede que tu hijo sea gordo en un mundo de delgados o se haga drogadicto de mayor. Tanto dar vueltas a lo mismo que pasa que por ser padre adoptivo y querer un hijo sano y pequeño eres mala persona. O la gente cuando se queda embarazada quiere hijos mongólicos.
Yo conozco mucha gente adoptada que ahora es adulta, y hay quien lo ha asumido perfectamente y quien lo ha llevado fatal sobre todo en la adolescencia.
Creo que al generalizar se cometen grandes errores. Habría que ir caso por caso y si hace falta pedir ayuda pero nunca generalizando lo que vale para una persona puede que no valga para otra.
No es lo mismo un niño ruso de siete años que una niña China adoptada con seis meses o un niño español que ha pasado por diferentes familias de acojida cada caso sería único y como tal habria que tratarlo. Por eso no soy partidaria de leer nada se generaliza igual que en los cursos de formación dados por gente que no ha adoptado generalmente.
Hay que ser capazes de pedir ayuda cuando sintamos que nos hace falta como con todo en la vida, ser capazes de ver nuestras limitaciones como padres y desde luego asumir que NO podemos ser los padres perfectos como ellos tampoco serán los hijos perfectos.

Roberto Pili dijo...

Estupendo comentario lo de María.

un abrazo
Roberto Pili

Brenda dijo...

Si - estoy de acuerdo - muy buen comentario.

Sin embargo, el reportaje que estoy comentando está hablando de que en demasiados casos la adopción internacional acaba siendo un negocio - por ejemplo, cuando en un país deja de haber bebés y niños pequeñitos esperando familias. La demanda sigue - o incluso crece y es entonces cuando comienzan problemas serias como la corrupción, los secuestros etc.

Así que lo que estoy proponiendo es que cambiamos nuestra forma de pensar para fomentar la adopción de niños mayores y con necesidades especiales para que la adopción internacional sea realmente una solución PARA TODOS los que necesitan familia.

La forma en que lo planteamos ahora mismo está pensado para fomentar sólo la adopcín de bebés. Tengo la impresión de que el proceso de adopción está hecho para desanimar cualquier adopción considerado "arriesgado" y esto no solo tiene que ver con "descalificar" a los padres considerados no adecuados sino también hacer lo posible para conseguir que solo los más convencidos se comprometen con niños mayores o con problemas...

Esto ha sido mi impresión.

Por eso, me ha interesado bastante el reportaje de Beatríz - pienso que hay que pensar en esto. Hablamos mucho de como la adopción representa una solución importante para los niños sin hogar en todo el mundo - pués entonces ¡que así sea!

:)

Gracias a todos,

Brenda

Anónimo dijo...

Desde mi perspectiva creo que es un tema importante. Antes de tomar el curso de preparación para reiterar el ser padres adoptivos pensábamos que lo mejor era adoptar un niño/a lo más pequeño/a posible. Nunca nos habíamos planteado lo contrario, es decir, un niño/a mayor sencillamente porque en nuestro imaginario nunca estuvo planteado!! Ahora que lo pienso, no sé si fue que nunca leímos sobre ello o si es que nadie a nuestro alrededor lo mencionó (o lo mencionó: “te entregarán un niño pequeño, no?”) o simplemente el ser padres adoptivos lleva una insinuación tácita de que los niños que entregan en adopción “por el bien de los padres adoptantes y de los mismo niños” suelen ser los más pequeñitos posible. La verdad es que no lo recuerdo!

Eso me hace pensar que si, que hay una idealización respecto a la adopción, y que sí, que se debe fomentar la adopción de niños mayores en todo el mundo pues necesitan familias!!

Durante el curso de adopción decidimos entonces ampliar nuestro espectro a un niño/a hasta los 7 años. Nos dimos cuenta que la aventura es tan grande que la edad no era importante pues hay niños de todas las edades esperando a una familia. Nuestro hijo llegó de casi 4 años. Las preguntas más frecuentes que me hacían: ¿Porqué les dieron un niño grande? ¿Qué pidieron ustedes? ¿Puedes pedir la edad del niño? Me sorprendían estas preguntas… que en el fondo son muy naturales…y me complacía contestarlas. Con los meses me di cuenta que la gente está muy desinformada y que el concepto básico de buscar padres idóneos para los niños vs niños para familias no es en lo absoluto generalizado. Esto es en Ecuador, donde vivo. Pero intuyo que es generalizado. A través de nuestra historia hemos podido inspirar a muchas personas. No pueden creer que nuestro hijo esté tan acoplado, tan apegado, sea tan abierto respecto a su adopción, tan extrovertido al respecto y tan astuto (como son la mayoría de los niños!). Eso por supuesto no garantiza como será su adolescencia y los posibles situaciones críticas a futuro respecto a la adopción, etc. Pero insisto, si la gente tuviera más acceso a nuestras historias de adopción de niños más grandes, hubiera más apertura! Hoy su maestra de kinder (que sabe que nuestro hijo llegó a casa de 4 años) nos ha contado frente a nuestro hijo que ella y su esposo han decidido ser papás adoptivos (ya son padres biológicos!) pues nuestro hijo les ha tocado e inspirado profundamente! Mi hijo no dijo mucho pero yo casi me muero de la emoción!
lisandra

Brenda dijo...

¡Que historia más bonita! Me inspiras a mí también.

:)

Brenda

Sonia dijo...

Lisandra, me ha gustado leerte y comparto contigo que las familias no tiene ejemplos de niños mayores. Ojalá tu hijo siga inspirando a mas gente.
Un beso,
Sonia

Anónimo dijo...

Chévere Sonia! Sabes, es verdad, en nuestros países pobres hay muchas irregularidades respecto a la adopción. Aquí está mejorando debido a una nueva ley de la niñez y adolescencia que es verdaderamente muy buena (desde hace poco más de 10 años), pero eso no impide que sucedan a veces cosas incorrectas. A mi en lo personal me entristece que los niños se queden sin familia por culpa de estos problemas tan difíciles de erradicar. Yo tuve a nivel nacional una excelente experiencia. Las trabajadoras de la Unidad Técnica de Adopciones eran absolutamente fabulosas!! Tal vez asegurándose de tener buenas fuentes de información en los países de origen y los hogares de acogida puede ayudar. O contactando las autoridades legales. No lo sé. No tengo experiencia en adopciones internacionales… y supongo que es mucho más complicado que eso. En fin, como anécdota te cuento que hace unos meses, una conocida me dijo que su abogado le había dicho que adoptar (adopción nacional!) sería bastante difícil y costaría mucho dinero, más de 20 mil dólares! Casi me caigo para atrás porque en Ecuador, la adopción nacional (que no tiene nada que ver con la adopción internacional) tiene costo cero a través de las autoridades locales. Lo del costo cero lo cuento a los amigos y sencillamente no lo pueden creer!

Entonces, volviendo al tema que plantea Brenda: a nivel de adopciones nacionales a veces las personas buscan un bebé porque piensan que es lo ideal (es entendible) a veces a través de monjitas conocidas, a través de amigos doctores, en clínicas, etc. Estos niños, entonces, no están listos a nivel jurídico para ser adoptados. Esto acarrea entonces una serie de problemas que se traduce en mucho dinero que a su vez muchas veces quiere decir “menos tiempo” (aunque no siempre) . Y ni hablar de la incertidumbre y el sufrimiento respecto a las “negociaciones” para poder transferir la patria potestad. Entonces, si, es verdad que cuando una se plantea adoptar hay que preguntarse ¿a través de quién o quiénes se hace la adopción? ¿se tiene referencias de todo el proceso? ¿Cuáles son las leyes locales? Y sobre todo: hasta donde mis demandas personales tienen que ver con todo esto. Eso me lleva al tema de los niños más grandecitos que esperan a una familia. No sé si es transferible mi reflexión a las adopciones internacionales….. creo que no… pero en fin….es un tema delicado y para pensarlo!!
lisandra

Brenda dijo...

Gracias Lisandra,

Creo que lo que dices es muy relevante para la adopción internacional. Muchas veces es difícil para nosotros imaginar las circunstancias de los países donde adoptamos.

Y espero que los "problemas" que ocurren con la adopción internacional a veces no hacen que la gente deja de adoptar sino que tengamos más cuidado que nunca y que miramos a los niños más mayorcitos. Eso es la clave.

Por mucho que haya pasado un niño, puede ser increíble su capacidad para responder al amor de una familia. Eso no quiere decir que es siempre fácil y comprendo que muchas personas que adoptan no están buscando más retos - lo que quieren es formar una familia y ya está. Eso es comprensible.

Sin embargo, creo que cuando una persona decide ir por la via de la adopción para formar su familia debemos de proporcionar otras perspectivas. Debemos crear una cultura alrededor de la adopción que comunica lo que realmente es: dar familia a un niño que lo necesita a la vez que damos hijos a los que verdaderamente quieren tenerlos.

Por mucho que hablemos de ese concepto, tengo la sensación de que todo gira alrededor de nuestras necesidades como padres y punto.

Como siempre, es cuestión de formación, de presentar información, ampliar horizontes y perspectivas, hacer que las cosas sean posibles en vez de imposibles.

Se trata de siempre ir hacía la creación de un mundo mejor para todos.

Brenda

Anónimo dijo...

hola brenda ,
solo quería saber si te han llegado dos comentarios recientes que hecho.
gracias.
martin.

Brenda dijo...

Hola Martín,

No me ha llegado nada. Vuelve a intentarlo que me encantaría saber lo que tienes que decir.

Un saludo,

Brenda
:)

Anónimo dijo...

Hola a tod@s,
algo falló en mis dos envios anteriores,bueno mi reflexión a "¿Adoptamos o No? "
es que apostemos por el sí,porque es algo maravilloso que podemos hacer las
personas,es verdad que el proceso nos plantea muchas dudas ,que podría
mejorarse ,que hay muchos huecos que nos hacen dudar donde está lo correcto y
lo que no,las irregularidades que las hay, examenes de conciencia que nos
hacemos muchos días.La adopción es una medicina a problemas ,pero la cicatriz
está ahí durante toda la vida de esos niños/as y los padres y madres seguiremos
dando esa dosis necesaria para con nuestros hijos.También creo que el
sistema,los gobiernos y las instituciones tienen mucho que mejorar en las
adopciones internacionales como nacionales,de manera que se den más salidas al
problema y es que no lo olvidemos unos niños necesitan unos padres y una
familia y no al reves.Yo me pregunto ,¿a priori cualquier familia está
preparada
para adoptar a niños/as independientemente de la edad y problemas que tengan?,en
China donde nació mi hija tienen un programa llamado "Pasaje Verde" donde los
criterios de preparación y selección de futuras familias son más
estrictos debido a que los niños a adoptar tienen unos problemas y necesidades
conocidos.¿No es correcto plantearse si uno esta preparado para eso?.Es verdad
que ante la miseria que pasan tantos niños en el mundo nuestras conciencias se
tambaleen,por lo menos los que nos consideremos personas.Sinceramente lo mejor
que me ha pasado en esta vida es poder formar una familia ,gracias a la
adopción,pero eso no quita y creo que lo pensamos muchos ,que ya nos gustaría
que no hubieran en el mundo niños para adoptar,lo digo de corazón.

Gracias

martin

Brenda dijo...

Martin,

Muchas gracias por tus reflexiones.

Y has tocado un tema muy sensible para mí: ¿Sería yo dispuesta y capáz de adoptar cualquier niño sin importar ni la edad ni los antecedentes etcétera?

¡Uff!

Pues, lo he pensado mucho. Es algo que me pregunto de vez en cuando.

Me gustaría. Creo que soy capaz de cualquier cosa, pero luego pienso en la realidad y los recursos (educativos, por ejemplo) que tengo a mi alcance. Más que nada eso es lo que me preocupa.

Si tuviera un niño con grandes necesidades lucharía por él o por ella, por supuesto, para conseguir todo lo que necesitara. Pero como tu dices: "¿a priori cualquier familia está
preparada
para adoptar a niños/as independientemente de la edad y problemas que tengan?"

¿De verdad estaría preparada yo?

Es como lo llamas tú "un examen de conciencia".

Creo que es un buen ejercicio hacerlo si vamos a participar en esta gran aventura que es la adopción.

Realmente, no quiero sugerir que todo el mundo está capacitada para adoptar a cualquier niño en cualquier circunstancia... Pero me gustaría que el sistema se enfrentara más con el problema de los niños mayores y que hiciera que nos enfrentaramos más nosotros también.

Lo que a mí no me gusta es la sensación de que van en contra de la solución en vez de intentar abordarla de multiples formas.

Si un país va a participar en la adopción internacional, creo que parte del trato debe de ser una orientación hacía verdaderas soluciones para quienes están en el otro lado - y no sólo la búsqueda de niños para nosotros que queremos formar familias.

Con esto, de verdad, no quiero decir que todo el mundo tiene que adoptar a niños mayores o con necesidades especiales. No quiero sugerir que no debemos intentar adoptar a nuestros hijos y traerles casa cuanto antes - mejor para ellos pasar menos tiempo en una institución.

Pero sí quiero sugerir que todos debemos de estar muy conscienciados sobre el problema de los niños mayores y "especiales" que no tienen familia para poder aportar ideas creativas e iniciativas de todo tipo que contribuyen a soluciones para todos.

Anónimo dijo...

Soy soltera y quiero adoptar. Mi pregunta es si el niño/a va estar conforme con el hecho de no tener un padre
tengo dudas de que no me ame porque no tengo pareja.