lunes, 23 de enero de 2012

Herramientas para Facilitar la Comunicación

Hace un año decidí hacer un Libro de Vida para mi hija. Ya había leído sobre diferentes fórmulas para hacerlo. Pero lo que finalmente me inspiró fueron sus dudas y preguntas. Sobre todo, noté que con 7 años, tenía mucho interés en la cronología detrás de su historia. Preguntaba varias veces: ¿Cómo puede ser que yo soy mayor que mi hermana, pero que ella llegó primero?


Después de explicárselo varias veces, pensé, "Es el momento perfecto para elaborar un libro que le cuenta con texto e imágenes como fue todo, paso por paso."


Compré un álbum con hojas de papel para pegar texto, fotos, mapas, fotocopias de algunos documentos importantes e imágenes de Internet. La verdad es que no volví a consultar los libros que hablaban de Libros de Vida... simplemente me puse manos a la obra para responder a lo que ella me estaba pidiendo.

¿Cuál ha sido el resultado?

En realidad, me he dado cuenta de que no es realmente un Libro de Vida clásico - que cuenta la vida de un niño incorporando la adopción - sino un Libro de Adopción personalizado que incorpora los hechos reales de su vida. Porque en realidad, igual que un libro de adopción comercial, cuenta la historia de una adopción, responde a las preguntas que pueden tener los niños y trata el tema del país de origen - pero en este caso lo que cuenta es la historia de SU adopción, contesta SUS preguntas en concreto y habla de SU país de origen.


Al final, he decidido que le vendría bien a mi hija hacer un Libro de Vida clásico, elaborado por ella y tratando la adopción como un hecho más a lo largo de su historia. Le dará una perspectiva mucho mas global, una vista más amplia de toda su historia hasta el momento. Además sé que disfrutará haciéndolo conmigo y sus hermanas - que también pueden crear estos libros aunque no han sido adoptadas.

Pero he decidido que "La Historia de Nuestra Adopción" también le ha venido bien y le seguirá viniendo bien. Para ella es un tesoro. Le encanta leerlo conmigo o con su padre una y otra vez. Le ha dado mucha tranquilidad porque le proporciona la oportunidad para repasar una y otra vez los temas concretos que le preocupa en este momento de su vida.


El libro comienza con nuestra decisión de adoptar y trata de averiguar como era su vida en China durante cada paso de nuestro proceso. Por ejemplo, mientras que en una página hablamos de la primera entrevista con la psicóloga, en la página siguiente hay un mapa de China y explico que muy probablemente ella comenzó a crecer en la barriga de su madre china durante ese mismo mes... En otra página vemos una foto de cumpleaños de su hermana aquí en España y en la siguiente hay imágenes sacadas de Internet de madres de acogida china, explicando que en ese momento ella estaba con una familia de acogida (que no tenemos ni fotos, ni datos, pero que por las imágenes podemos ver como son las madres de acogida chinas con sus bebés).

Luego tiene una sección para tratar las preguntas que más nos ha hecho. Como lo normal es que me hace estas preguntas en los momentos menos adecuados, ha sido un alivio para mi poder sentarme tranquilamente para pensar en qué es lo que quiero transmitir, como quiero responderlo, que tipo de información me gustaría proporcionarle para que ella misma pueda ir elaborando sus propias respuestas - ¡y también otras preguntas!

En un taller de AFAM, hemos escuchado a Daniel Rosso, psicológo y coordinador de los Servicios de Postadopción de la Junta de Andalucia, explicar los aspectos que él considera importantes para un Libro de Vida - que también son importantes para cualquier obra que trata el tema de la adopción. Hay 6 factores que nos recomienda incorporar en estos libros:


1. Irreversibilidad - dejar claro que la adopción es irreversible, que no se puede cambiar, que es para siempre. Por mucho que nos parezca una obviedad, no lo es para muchos niños.

2. Provocar Preguntas - en vez de simplemente contar la historia al niño, compartir historias o experiencias para que haga sus propias preguntas.


3. Apertura Comunicativa - mostrar que se puede hablar de todo, sin esperar el gran momento de la pregunta clave o importante.

4. Familia Biológica - reconoce que es quizás la parte más compleja, pero debemos de hablar de ellos también. Es un tema que nuestros hijos necesitan tratar.

5. El Encuentro - el momento de encontrarnos con nuestro hijo.


6. Las Instituciones - es también útil explicar las diferentes instituciones e títulos que intervienen en el proceso de adopción para que nuestros hijos comprendan las garantías detrás de su adopción. Muchas veces no comprendemos lo difícil que es para un niño comprender lo que es un juez o un psicólogo, por ejemplo.


Luego, Daniel nos ha dado un consejo que me ha encantado y es: pensar en el enfoque de la historia, porque podemos contar una historia como si fuera un drama o como una tragedia o se puede contar como una novela épica - en que nuestro hijo, el protagonista, es un héroe que consigue salir adelante a pesar de múltiples desafíos, reveses y dificultades.

¡Una novela épica! Me encanta. Sin duda es la clave del éxito tanto para un Libro de Vida, como para un libro de "La Historia de una Adopción". Es el enfoque que me faltaba a mí incorporar al libro que estoy haciendo para mi hija. Y es el enfoque ideal para el Libro de Vida que quiero ayudarle hacer.

¿Para qué sirven estos libros?

Al final de todo, estos libros no son más que herramientas para facilitar la comunicación entre padres e hijos. Tenemos mucho que hablar y no siempre es fácil saber cómo abordar muchos de los temas relacionados con la adopción que tienen mucha importancia para nuestros niños - y que debemos de tratar repetidamente durante su niñez, antes de llegar a la adolescencia.


Para nosotros, nuestro Libro de Adopción nos está resultando muy útil. Sé que confeccionar un Libro de Vida juntas también lo será. Pero también hay otras muchas herramientas que podemos elaborar. Por ejemplo, en su libro "Padres Verdaderos Hijos Verdaderos", Holly van Gulden nos propone hacer un "Libro de Familia", que comienza con la historia de los abuelos para luego compartir la historia de la madre, después el padre (o al revés), y luego la historia de cada uno de los hijos. Cada persona tiene su capítulo con sus fotos y una pequeña biografía repleto de anécdotas, incluso algunos graciosos o de los momentos más traviesos, más gloriosos etc. El objetivo es reforzar los lazos familiares a través de una historia familiar que une a todos, que explica como cada uno ha llegado a la familia y que muestra el lado más humano de cada uno (por eso hay que contar anécdotas).

Otros expertos recomiendan hacer un "collage". En este caso, se puede trazar la silueta del niño en un papel continuo y luego lo rellena con imágenes (de revistas o fotos) que representan diferentes aspectos de su vida y su historia.

También tenemos las famosas "cajas" - o, como nos contó Daniel Rosso - en el caso de tener que guardar un verdadero tesoro, "un cofre", que es lo que hicieron para un chico que sólo guardaba un único objeto como recuerdo de su infancia. Se puede utilizar una caja cualquiera para ir guardando recuerdos del pasado para luego confeccionar el Libro de Vida o se puede decorar una caja de forma muy especial y personalizada para ir coleccionando símbolos que representan diferentes aspectos del dueño. Esa última versión del proyecto es especialmente útil para una persona que guarda poco objetos reales de su pasado.

Luego hay toda una serie de herramientas que quizás podemos tratar en otra entrada - mapas para trazar la vida de distintas formas, diferentes modelos para crear un "árbol genealógico" que incorpora tanto la familia biológica, las familias de acogida si las hay y la familia adoptiva...


Lo importante es hablar. Y para hablar muchas veces hacen falta herramientas.

Así que ahora ¡Manos a la obra!

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Gracias, Brenda...ayer mismo una blogguera que ha estado en tu taller y el de Daniel, este fin de semana, en Granada...escribía sobre este proyecto familiar y...me decidí a hacer los dos libros de vida de mis niños...Es una estupenda idea...Gracias otra vez...
Si llego a saber que venías a Granada...qué pena...habría ido...A la próxima me apunto...
Mei

Monica Castaneda dijo...

Bien dicho Brenda, lo importante es hablar con los niños de su historia de adopción, estos libros de vida además de que ayuda a los padres a poner los temas sobre la mesa, les da a los hijos mucha seguridad y amor! Son excelentes herramientas para comunicarse y para formar lazos de apego seguros y fuertes
; )

Un abrazo desde México
MCU

Campanilla dijo...

Brenda me encanto el taller, tanto tú como Daniel nos cautivastéis con vuestra charla, fue amena, enriquecedora y nos hizo pasar una tarde de sábado perfecta.

Acabo de comprar el libro:Soy adoptado que nos recomendaste y estoy deseando que llegue para exprimirlo.

Muchas gracias por compartir tus experiencias y ayudarnos a "arrancar las malas hierbas" con tus consejos.

Un beso enorme desde la luna de Granada

Beatriz G. Luna dijo...

¡Guau! Me ha encantado... Yo llevo años recopilando material y escribiendo partes de su historia, respuestas a sus preguntas, pero me queda "armarlo" todo junto. Me parece genial el enfoque de "novela épica".

Un saludo,
Beatriz

Anónimo dijo...

Me encanta la idea... creo que lo haremos con los niños (¿de dónde sacaré el tiempo?... buahhh!!), pero con un ligero cambio en el enfoque: partir de su historia y poner la mía en paralelo, es decir, mientras tú eras concebido... yo hacía tal cosa o tal otra.

http://madredemarte.wordpress.com/

laura dijo...

Es una herramienta genial desde luego, me ha parecido novedoso y buena idea el cofre. no se si conoces en este sentido el manual, Esta es nuestra historia, es un buen manual, aunque depende de la edad, lo veo bien para niños pequeños.
gracias
laura

Anónimo dijo...

Llevo varios años con este proyecto en la mente. Y no puedo con él... Lo intentaré de nuevo... su realización quizás nos ayude tanto a mi hija como a mí. No puedo volver a revivir la etapa del C.Idoneidad, las tonterías, superficialidad y las vanalidades de los cursos y el choque con la realiad de cuando me dieron a mi hija...todo un trabajo personal pendiente.
Itsaso

Anónimo dijo...

Hola queríamos conocer, vuestra opinión , en la adopción nacional por ejemplo de bebes, que sean las familias de acogidas quien comiencen a elaborar dicho libro de vida apareciendo en él,en vez de que lo comiencen la familia adoptiva?