lunes, 27 de septiembre de 2010

Pequeños Gestos



Se puede disfrutar compartiendo los orígenes de nuestros hijos a través de los Pequeños Gestos.



Vamos a poner 3 relojes en la cocina. Sí - tres.


Uno pondrá la hora de Seattle, mi pueblo natal. Otro seguirá con la hora de casa aquí en España. El tercero marcará la hora de Nanchang, donde nació una de mis hijas.


Sé que dará mucho que hablar. Podemos intentar averiguar qué es lo que está pasando en Seattle y Nanchang mientras estamos cenando aquí en nuestra casa de España. ¿Estará la gente desayunando? ¿Estarán dormidos? ¿Es di día o de noche?


Esto es lo que llamo "un pequeño gesto" hacía la cultura de origen. Es una forma sencilla de incorporarla en nuestra vida diaria y darle un lugar natural. Nos hace conscientes de que esto aquí no es el centro del mundo. Nos abre una puerta hacía otros lugares, otras personas, otras ideas... Será un recuerdo constante de que esos otros lugares tan importantes para nosotros están allí.


Creo que hay miles de pequeños gestos que podemos hacer - y creo que son la clave para el éxito de nuestras experiencias interculturales.


Muchas veces los padres ponemos el listón demasiado alto. Queremos que nuestros hijos reciban una formación completa sobre sus raíces - o que por lo menos sepan lo más importante. (¿Alguien sabe que es "lo más importante"? Porque yo todavía no lo he averiguado :) Acabamos agobiados porque no sabemos ni donde empezar. Llevo 15 años a cargo de una familia bi-cultural convertido hace años en multi-cultural y sé de lo que hablo.


Hace tiempo, el autor de Pasión por China dejó este comentario en mi blog: "La clave no está tanto en la cantidad y autenticidad de la cultura de origen que pretendemos transmitir sino en el acercamiento cariñoso y sincero a ésta." Muy bien dicho.


En nuestra casa no hacemos nada formal para transmitir las culturas de nuestros países, sin embargo noto que siempre tenemos algo cocinando - algún proyecto intercultural. Puede ser un toque especial para un cumpleaños - una tarta casera hecho con la receta de mi abuela de EE.UU. Puede ser una fiesta de Halloween o planes para reunirnos con amigos americanos en Thanksgiving (Día de Acción de Gracias). Muchas veces los Pequeños Gestos más interesantes consisten en simplemente conversar sobre nuestros países de origen - de alguna noticia o de la diferencia entre dos costumbres o formas de pensar.


La semana pasada - por fin - salí en busca del supermercado Chino en un pueblo próximo. Estaba de paso por allí y quería buscar "pasteles de la luna" porque sabía que era el Festival de la Luna en China. Los pasteles para mí representaban un "Pequeño Gesto" que significarían algo para mi hija. No sabía nada sobre el Festival de la Luna, pero me parece bastante que este año hemos conseguido los pastelitos (que son muy, muy bonitos, por cierto). Para celebrar el Festival a nuestra manera, pedimos comida china para comer en casa con nuestros pastelitos.


¿Fue auténtico este encuentro con la cultural china? No. Pero esto es la belleza de los Pequeños Gestos. No tienen por qué ser auténticos. Sirven para abrir un poquito nuestro mundo, que entre un sabor nuevo, que veamos algo nuevo, que empecemos a preguntar - porque despiertan nuestra curiosidad.


Los Pequeños Gestos demuestran respeto hacía la cultura de origen porque representan un deseo de acercarnos y saber más. Y creo que muchas veces esto es más que suficiente. Mis hijas tendrán el resto de sus vidas para explorar sus raíces. Lo que quiero conseguir yo es cultivar su pasión por otras culturas - sobre todo las que les han dado raíces.


Con esto no quiero decir que los Grandes Gestos no son importantes. Si es posible viajar al país de origen o cultivar amistad con personas de ese país o aprender el idioma ¡Fantástico! Serán experiencias enriquecedoras seguramente. De hecho son las actividades que en mi experiencia más impresionan e influyen sobre los niños y jovenes a la hora de cultivar su pasión por las culturas y los idiomas.


Pero si nos obsesionamos con los Grandes Gestos que no podemos hacer ahora mismo en este momento, fácilmente iremos aplazando nuestros encuentros con la cultura de origen hasta darnos cuenta de que es ya demasiado tarde. Es así como perdemos oportunidades preciosos para compartir algo muy bonito con nuestros hijos.


Haz Pequeños Gestos: saluda a una persona de otro país. Sonríale. Comenta a tu hijo: "Esa familia parece que podría ser de (país de origen). Me gustaría saber que tal les gusta vivir en España. Tiene que ser muy diferente."


Anima a tu hijo a buscar "la Imagen de la Semana" de su país de origen en Internet para ponerlo en la puerta del frigorífico. ¿Cuantas preguntas podéis hacer sobre ella? ¿Qué es lo que os hace querer saber? ¿Dónde se podría encontrar las respuestas?


Pequeños Gestos son fáciles y no ocupan mucho tiempo. Lo que pasa es que muchas veces nos llevan por un camino fascinante hacía otros pasos más grandes.


Hace poco alguien contactó conmigo después de leer en este blog mi recomendación de buscar "amigos por escrito" en Internet: personas en el país de origen que querían intercambiar experiencias (y más que nada practicar idiomas) a través del correo electrónico. Me preguntaba ese lector si no podría yo hacer un poquito más investigación para decirle donde encontrar esos amigos.


A mí me pareció un Pequeño Gesto - algo sencillo e interesante. Decidí que me dedicaría 10 minutos para ver que podría averiguar. En sólo 10 minutos había descubierto a una mujer de mi edad en el capital de la provincia China donde había ido por mi hija. Quería practicar inglés. Decidí lanzar un mensaje para ver como podría ser este intercambio (que yo misma había sugerido para los demás :)


Desde hace 3 meses tengo una amiga fantástica. Es una persona culta y simpática que no parece cansarse nunca de los miles de preguntas que le hago sobre su país. Me explica los festivales, los costumbres y hasta la política. Intenta ayudarme a comprender las actitudes hacía las niñas y las mujeres en China... Ella es una Pequeño Gesto que ha crecido y que nos está aportando mucho a toda la familia.Lo que más me gusta es que nos está haciendo cuestionar muchas ideas que teníamos sobre China.


¿Y tú? ¿Cuáles son los Pequeños Gestos que te gustaría hacer o que has hecho?



¡Cuéntanos!











9 comentarios:

Anónimo dijo...

Mi hija, desde que tenía dos años) tiene un mapa del mundo en su habitación, tiene clavadas tres chinchetas, una donde vivimos, otra donde nacio ella y otra donde nació su hermano (ahora tiene un año). Jugamos con los nombres de los paises. Seguro que no se hace una idea de lo que significa "paises" pero ...
Juanjo

cuadernoderetazos dijo...

Buscamos cosas sencillas para integrar su origen y que todo sea sedncillo, sin forzar. Hay etapas en que cualquier cosa china le hace ponerse alerta con una actitud no muy positiva. Algunas cosas que hacemos:
- Juegos: se disfraza de princesa china y hacemos teatros representando costumbres chinas; jugamos a exploradores y buscamos en el mapa y en la bola del mundo China y la brújula nos permite saber siempre la hacia la dirección hacia China...
- En los cumpleaños o fiestas de amigos llevamos la tarjeta de felicitación en chino.
- La colección de cuentos y películas chinas
- tenemos en la decoración de la casa elementos chinos como farolillos, nudos chinos...
- Mi blog.
Despoues de leer tu entrada y escribir esto me doy cuenta de que hacemos bastantes cosas.
Me ha gustado tu entrada y la recojo para abrir una entrada en mi blog con este tema.(si no te molesta)
Itsaso

cuadernoderetazos dijo...

Disculpadme las faltas de redacción, se me ha escapado el comentario sin corregir.
Itsaso

Brenda Padilla Ericksen dijo...

¡Gracias a los dos por los comentarios! Me encantan las ideas. Ya me estaís inspirando para probar otras cosas.
Itsaso, estaré encantada de leer tus ideas en tu blog. ¡Adelante!

Brenda

Anónimo dijo...

Hola Brenda

como siempre: GENIAL!

Mi hija está empeñada en aprender a comer con palillos... el otro día estuvimos en la tienda de comida china y arrasamos con cuencos, fideos y palillos.

Va a dos horas/semana de "guardería" con otros niños chinos y allí un día hicieron pasta con una máquina... desde entonces de vez en cuando hacemos en casa spaguetti y ella dice "es pasta china". (la pasta casera es mucho más fácil de comer con palillos por ser irregular y algo más pegajosa)

Entre las dos, enseñamos a decir las poquísimas palabras en chino que sabemos a su hermano pequeño.

De mi cuello cuelga una letra china de oro: "amor". Y mi hija no se cansa de preguntarme "este es el amor chino de mamá, verdad? el amor de mamá que soy yo"

Y ahora gracias y tu post de penpals, también tenemos una amiga china de Peking y hemos encontrado la web del colegio de la remota aldea en la que mi hija fue encontrada. Allí podemos ver fotos del pueblo, los profesores e incluso algunos alumnos...todo eso lo conseguimos gracias a algunos penpals de Nanchang que buscaron las webs para nosotras. Siempre han sido amabilísimos!

Saludos desde Munich
Eva

Laura dijo...

Yo todavia no tengo a mi hijo aqui... pero he empezado a hacer cositas tambien..
En mi ciudad se hacen intercambios para que los inmigrantes puedan aprender el catalán... gracias a ello conocí a la que ahora es muy amiga mía y que es de Costa de Marfil (país en el que adoptábamos antes de cambiarnos a Nigeria).
He aprendido a cocinar alguna receta africana... y alguna nigeriana. En cenas de amigos, a veces hago bissap (bebida africana)...
Ahora estamos pensando en poner una parabólica para ver algun canal africano, nigeriano y en inglés...
Y de momento poco más puedo hacer... me falta lo más importante todavia!
Laura.

maría dijo...

En cambio mi hija no quiere saber nada de china, me dice yo soy una China de España, no me cuentes nada,, la tuve que borrar de clases de chino lo aborrecia iba llorando, así que se acabó la inmersión en el mundo chino y eso que yo le cuento cosas o lo intento de vez en cuando, pero es un no rotundo.Me dice yo no quiero ser china en fin será una etapa y pasará.Estábamos planteandonos mi marido y yo traer una estudiate china a casa tenemos amigos que lo han echo y están encantados pero creo que no es el momento. Por cierto eva que es eso de los penpals de nanchang mi hija es de Jiangxi y me gustaría tener toda la información posible, esperando que algún dia ella la quiera, se que a ella la abandonaron en un orfanato en wainan y no consigo encontrar información.
Así que cualquier cosa que me acercará a eses lugar me encantaría

Anónimo dijo...

Hola María

hay por aquí abajo un Post de Brenda en el que explica lo de los pen pals. Yo he buscado en esta web: http://www.penpalworld.com/
tienes que darte de alta y buscar penpals de china/jiangxi/nanchang
no he encontrado a nadie que sepa espanol pero sí gente muy amable que sabe inglés. Puedes escribirles y preguntar si te pueden buscar webs chinas (porque luego las puedes traducir con el google) de la zona de tu hija, webs oficiales o algo así seguro que tienen.

De todos modos con quien más me escribo es con una estudiante de Pekin, que habla de china en general y es interesantísimo.

A mi me gustaria saber la experiencia de la gente que ha tenido aupairs chinas, porque estoy a punto de contactar con una agencia para buscar una. Pero como siempre hay diferencias culturales me da un poco de miedo... yo misma fui au pair en Alemania hace mucho y conocí en las academias de alemán a aupairs de otros países y las diferencias en como tratábamos a los ninos eran enormes!


Saludos
Eva

Anónimo dijo...

Hola Brenda.Sigo tu blog desde hace tiempo,te felicito por tu trabajo y la inmersión que haces sobre postadopción.Precisamente por la carencia de información al respecto he creado un foro específico de postadopción para que las familias puedan compartir dudas y experiencias.Si te interesa participar la dirección es la siguiente,

http://es.groups.yahoo.com/group/post_adopcion/

Gracias y un saludo.
Sara