lunes, 17 de marzo de 2008

¿Cuantos iniciarán una "Búsqueda"?


( Foto)

Tengo datos muy interesantes para compartir con vosotros. Ha salido un reportaje interesante en El País que voy a citar (y vincular) aquí - pero primero, me gustaría traducir un trocito del libro "Soy Adoptado" por David M. Brodzinsky, Marshall D. Schechter y Robin Marantz Henig.


El Doctor Brodzinsky es quizás el investigador más prestigioso en temas de adopción de los E.E.U.U. en este momento:


"Muchas veces nos preguntan, '¿Que porcentaje de adoptados buscarán a sus padres biológicos?' Nuestra respuesta les sorprende: '100%." En nuestra experiencia, todos los adoptados participan en un proceso de búsqueda. Empieza cuando el niño pregunta por primera vez, '¿Porque ocurrió?' '¿Quienes son?' 'Dónde están ahora?' Estas preguntas se pueden hacer en voz alta, o pueden formar parte de una manera más íntima de buscar - preguntas que solo se examina a solas a través de la auto-reflexión. Esta búsqueda universal empieza durante los primeros años del colegio, inspirados en la creciente conscienciación del niño respecto a temas de adopción.


"...En este momento, ser adoptado se convierte en un tema complejo y cargado de emociones para el adoptado. Es un momento en que lucha para conseguir respuestas - una búsqueda para conocer los motivos detrás de la adopción y también una búsqueda para saber como integrar a su intentidad el hecho de ser adoptado. El proceso está complicado porque mientras el niño está desarrollando a nivel cognitivo una nueva manera de comprender el mundo, incluyendo la adopción, es todavía muy niño a nivel emocional y psicológico - y todavía depende mucho de las mismas personas que podrían sentirse más dañados por sus exploraciones interiores."


De allí - la máxima importancia de tener padres abiertos y cariñosos a la hora de abordar temas relacionados con la adopción...


Bueno, aquí en España, hay un investigador - catedrático de la Universidad de Sevilla - que ha colaborado con el Doctor Brodzinsky en trabajos importantes a nivel internacional. Es el Doctor Jesus Palacios y le citan bastante en los reportajes sobre la adopción en España. Esta semana (17 de Marzo 2008) ha salido de nuevo en un reportaje sobre la nueva ley que recoge los derechos del niño a saber todo lo posible sobre sus orígenes.

Podeís ver artículo entero de Susana Perez Pablos publicado el El País el 17 de Marzo 2008, pinchando "Quiero saber quién es mi padre". Aquí, quiero colgar un trozo que tiene que ver directamente con nuestro tema de "La Búsqueda":

"Palacios explica que se dan dos tipos de búsquedas, una interna y otra externa. La interna empieza a los 8 o 9 años, edad a la que se plantean por qué le adoptaron, si se acordarán de él o por qué no buscaron trabajo para poder mantenerle. Este especialista insiste en que la calidad de la comunicación con el hijo sobre este tema es crucial. "Es bueno que el niño sepa que la adopción es algo de lo que se puede hablar y preguntar en su casa, con independencia de la cantidad de información que se tenga o se le pueda dar en cada momento". A los 13 o 14 años repunta la curiosidad. A estas edades se plantean, por ejemplo, la hipótesis de qué hubiera pasado, cómo habría sido su vida si hubiera crecido con sus padres biológicos. Pero Palacios dice que, según su experiencia, la mayor parte de los adolescentes "se tranquilizan cuando se les asegura que se les va a ayudar y entonces la mayoría lo posponen".

"La segunda búsqueda es la externa, la decisión de intentar localizarlos y conocerlos. En países como Estados Unidos hay empresas que se dedican a estas búsquedas, muchas de las cuales se anuncian en Internet, pero en España no ha surgido este tipo de negocio porque el sistema de adopciones es público."


Otra cosa que me pareció muy interesante de este reportaje es que dice que "Las personas adoptadas pueden pedir ayuda en los servicios de postadopción de las comunidades, que cuentan con equipos multidisciplinares de trabajadores sociales, psicólogos y asesores jurídicos."


También comenta el artículo que sólo unos 25% o 30% de los que utilizan el servicio lo hacen para buscar sus orígenes. Aún más revelador, quizás es que sólo alrededor de 15% acaba poniéndose en contacto con sus progenitores.


Lo que no sabía era que hay un Servicio de Postadopción de Andalucia que tiene un programa de "Búsqueda de Orígenes" y que en los últimos cuatro años ya han asistido a 110 casos de personas que quieren buscar sus orígenes, dice el psicólogo encargado: "La mayoría de los que buscan sus orígenes en la actualidad han sido adoptadas en España, los que proceden del extranjero son aún pequeños. Pero sabemos, por la experiencia de otros países, como Suecia, que aumentarán estas búsquedas".


Espero que la información aquí sea de interés y recomiendo el artículo de El País - habla mucho de la reproducción asistida y el derecho de los niños a conocer padres donantes de esperma y óvulos - parece que no tiene mucho que ver con nosotros, pero creo que sirve para destacar la importancia que los orígenes tienen para las personas...


*El libro Soy Adoptado por David Brodzinsky está traducido al español pero siempre lo encuentro en Internet con el etiquetado "sin existencias". Es una pena porque es uno de los libros más equilibrados, útiles basado en muchos años de investigación seria tanto sobre adoptados sanos y felices como sobre los que han sufrido problemas a raíz de su adopción. Hay que exigir que este libre se vuelve a editar en español si han agotado las existencias.

2 comentarios:

Juan y Helena dijo...

Brenda, en un principo gracias, gracias por hacernos reflexionar y por informarnos de temas que nos interesan e inquietan.
Por otro lado, yo considero normal que el 100% de las personas, adoptadas o no, quieran CONOCER sus orígenes, yo recuerdo de pequeña el plantearme el hecho de si realmente mis padres eran mis VERDADEROS padres, e incluso el pensar que hubiera sido de mi vida si mis progenitores huabieran sido otros.
Pues si esto me ha pasado a mi que no rondará por la cabeza de alguien que sabe que en un momento de su vida, cuando apenas era un bebe y que no puede por lo tanto recordar o que tiene un recuerdo vago hubo una separación de unos seres que debían de quererle.
Creo que el papel de los padres en este caso es escuchas de manera activa las demandas de su hijo darle las respuestas que conoce y si en un momento se encuentra en una encrucijada, PEDIR AYUDA, a los profesionales, pero todo conla mayor naturalidad posible.
Creo que esto es clave para que todos digeramos las separaciones dolorosas que han provocado el encuentro con nuestro ser querido.
Un saludo
Juan y Helena

Brenda dijo...

También lo veo totalmente normal. Ahora he vuelto a leer el libro entero de Brodzinsky y he encontrado información interesante sobre los niños que no parecen tener ningún interés en saber más sobre sus orígenes. Próximamente escribiré sobre ello.

Gracias por tu colaboración aquí en el blog:)

Brenda